El juez confirma que el cadáver hallado en Traspinedo es el de Esther López

El cuerpo sin vida se encontraba en la superficie y no enterrado y podría haber sido colocado allí en las últimas horas. El Ayuntamiento decreta tres días de luto

Los peores augurios se han cumplido. La Autoridad Judicial ha confirmado a primeras horas de esta tarde que la identidad del cuerpo sin vida encontrado a las 10.30 horas de este sábado por un “paseante” en una zona próxima al polígono Tuduero corresponde a Esther López de la Rosa, la mujer de 35 años vecina de Traspinedo (Valladolid) desaparecida desde el día 12 de enero.

El juez ordenó el levantamiento del cadáver para ser sometido a la autopsia, después de confirmar que el cuerpo hallado es el de la mujer desaparecida, mientras en la zona se siguen realizando los distintos trabajos para esclarecer los hechos y cómo pudo llegar el cuerpo al lugar.

Miembros de los servicios funerarios trasladan el cuerpo hallado este sábado a escasos 3 kilómetros de Traspinedo (Valladolid) EFE/R.GARCIA
Miembros de los servicios funerarios trasladan el cuerpo hallado este sábado a escasos 3 kilómetros de Traspinedo (Valladolid) EFE/R.GARCIA FOTO: R. GARCIA EFE

El alto mando de la Guardia Civil, Miguel Recio, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, informaban en rueda de prensa del hallazgo esta misma mañana del cuerpo sin vida de una mujer hallado en una parcela anexa a la localidad vallisoletana, y que un paseante dio la voz de alarma al descubrir algo extraño. De inmediato se hizo un cordón de las Fuerzas de Seguridad alrededor de la zona, impidiendo el tránsito de vehículos y viandantes y allí se encontraba el cuerpo sin vida de una mujer, “compatible en un porcentaje muy elevado con la de la joven desaparecida”, ha indicado Recio.

Efectivos de la Guardia Civil controlan el acceso a la zona donde este sábado se ha encontrado un cuerpo que podría corresponder a la joven Esther López, de 35 años, desaparecida hace veinticinco días en Traspinedo (Valladolid). EFE/R. García
Efectivos de la Guardia Civil controlan el acceso a la zona donde este sábado se ha encontrado un cuerpo que podría corresponder a la joven Esther López, de 35 años, desaparecida hace veinticinco días en Traspinedo (Valladolid). EFE/R. García FOTO: R. Garcia EFE

A la espera de la autopsia, la investigación continúa abierta, pero Recio ha desvelado que el cadáver se encontraba “en superficie” y no había sido enterrado por lo que se abre la posibilidad de que el cuerpo hubiera sido colocado en este lugar en las últimas horas, ya que esta zona ya había sido inspeccionada, y aún no se ha determinado si el cuerpo tiene signos de violencia.

“Tenemos que ser muy minuciosos con la investigación. Ahora por desgracia ya no hay prisa y tenemos que hacerlo lo mejor posible, para hallar todas las pruebas posibles que nos permitan esclarecer el hecho sin lugar a dudas”, dijo.

Virginia Barcones ha mostrado “toda su confianza en el trabajo y en las acciones que llevan a cabo los agentes de la Guardia Civil para la determinación de los hechos y de las responsabilidades que de ellos se deriven”, y garantizó que todos los medios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, especialmente de la Guardia Civil, han estado a la disposición para encontrar a Esther, y van a seguir para el esclarecimiento de los hechos.

El alcalde de la localidad, Francisco Javier Fernández, declaraba tras encontrarse el cadáver que “es muy triste que después de tantos días de búsqueda la hayan encontrado así”. El Ayuntamiento, tras una reunión extraordinaria, celebrara esta misma tarde, ha decretado tres días de luto y para mañana habrá una concentración de los vecinos en la plaza del pueblo para mostrar su solidaridad con la familia.

Investigación

La Guardia Civil había detenido el sábado 23 de enero a un hombre, Ramón G. El Manitas, que compareció por primera vez el martes 26 de enero ante el Juzgado se acogió a su derecho a no declarar. La juez prorrogó su detención 72 horas, un plazo que finalizó y sin pruebas alguna, se tuvo que decretar su puesta en libertad provisional.

La Guardia Civil inspeccionó durante esos días su casa, un chalet en las afueras de Traspinedo y cerca de lugar donde se pierde la pista de Esther López, y también de forma minuciosa su vehículo.

Precisamente el jueves 28 de enero, la Guardia Civil incluía en la ‘nómina’ de investigados a una segunda persona. El segundo investigado es una de las personas que estuvo con la desaparecida la noche del día 12 de enero.

Se trata de Óscar, amigo de la familia y la última persona que vio a la joven aquella noche. Óscar es el conductor del vehículo desde el que se bajó Esther y se quedó, según su versión, allí sola en mitad de la nada en plena noche. A lo largo de los distintos interrogatorios ha dado versiones distintas y contradictorias, llegando a ser el principal sospechoso.