Socibur exige al Gobierno de Sánchez la reapertura del tren directo Madrid-Aranda-Burgos

La Asociación Sociedad Civil Burgalesa considera que la medida anunciada en noviembre de licitar un estudio para la rehabilitación del túnel de Somosierra es insuficiente

Línea Madrid-Burgos paralizada
Línea Madrid-Burgos paralizada FOTO: La Razón

La Asociación Sociedad Civil Burgalesa (SOCIBUR) ha exigido al Gobierno un cronograma de plazos para la reapertura completa del ferrocarril directo Madrid-Aranda-Burgos, así como una posición clara a los candidatos a las elecciones de Castilla y León.

SOCIBUR, en un comunicado enviado al periódico LA RAZÓN, considera que la medida anunciada en noviembre por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de licitar un estudio para la rehabilitación del túnel de Somosierra es insuficiente y la califica de “clara medida puntual”.

Asimismo asegura este colectivo que tras tener acceso a diversos informes de ADIF existen otros siete túneles con deficiencias en la sierra Norte de Madrid, uno de ellos con el mismo problema que el de Somosierra, así como otras deficiencias graves en el recorrido de esta línea ferroviaria.

Por ello exigen que se lleven a cabo todas las reparaciones necesarias y que se concrete un cronograma de actuaciones para su reapertura total, con plazos. ”Consideramos una tomadura de pelo la afirmación de la ministra de Transportes de la elaboración de otro estudio para considerar cuál será el destino final del túnel; no puede ser otro que la recuperación del tráfico ferroviario”, insisten.

Existen ya estudios y claras muestras de interés reiterativas por parte de las empresas, agente tes sociales, asociaciones, ayuntamientos, cámaras de comercio y la Asociación de Empresas Ferroviarias Privadas. La sra. Ministra del MITMA y el Adif, deben pronunciarse claramente al respecto y aclarar su postura sobre la línea, que no puede ser otra que la rehabilitación total de la línea, como así lo exige no sólo la sociedad burgalesa, también las zonas de Segovia y Madrid, por las que transita”, finalizan. Al respecto de los costes, SOCIBUR indica que, si bien los estudios técnicos recientes consideran una horquilla de entre 100 y 150 millones de euros, y con mejoras la amplían hasta los 400; en comparación con el coste de construcción de los kilómetros de Alta Velocidad la inversión es ínfima. “Un kilómetro de AV en España puede costar entre 15 y 60 millones de euros. Estaríamos hablando de unos 5 a 20 km de AV, una gota en el océano”, detallan. “Los beneficios empresariales son exponenciales”.

Implicación de la Junta

Ante las próximas elecciones del 13-F, desde la asociación SOCIBUR solicitan un posicionamiento claro, concreto y contundente de los distintos partidos y candidatos al respecto de esta infraestructura ferroviaria, a nivel de la administración autonómica. “Desde nuestro punto de vista, si bien la infraestructura es estatal y es de quien depende la decisión, creemos que desde la Junta de Castilla y León no se ha exigido con firmeza su reapertura en todos estos años, provocando la situación actual de inmovilismo, y tan solo se ha producido el último pequeño paso del estudio informativo para Somosierra”, enfatizan de nuevo.

Indican que “se debe reclamar desde el Gobierno regional al Ministerio de Transportes con firmeza, y a Adif como administrador; y definir a la mayor brevedad un calendario de actuaciones”. Es por todo esto que piden que se abra una comunicación ágil entre administraciones tras las elecciones, “sin perder ni un minuto”, desde el Ejecutivo autonómico, con el Ministerio, Adif y la Comunidad de Madrid. Matizan que “no hay que cerrarse a posibles convenios con las Comunidades Autónomas”. “La Ley del Sector Ferroviario permite la implicación, incluso con aportaciones de carácter simbólico, de las comunidades autónomas afectadas, junto con el Gobierno Central y Adif, para la explotación de líneas, tanto a nivel de la infraestructura, en sí, como de los servicios ferroviarios de pasajeros que se establecieran en ella. Esto es muy importante”, recuerdan.

Desde la asociación creen que ha llegado el momento de prestar atención al mundo rural y sus comunicaciones, para afrontar el reto demográfico, impulsando su economía, asentamiento de población y turismo. “Esta línea afecta tanto a la provincia de Burgos, como al Nordeste de Segovia y la Sierra Norte de Madrid”, afirma su presidente.

Más allá del tráfico de mercancías y el desarrollo industrial asociado con su puesta en marcha, SOCIBUR cree en la sostenibilidad ambiental por su considerable reducción en emisiones al reducir considerablemente en el recorrido entre Madrid y Burgos, los costes de transporte y posibilidad de empleo de maquinaria con energías verdes emergentes ya en uso, y apuesta firmemente por un servicio de pasajeros, así como proyectos turísticos, de los que ya hay propuestas en zonas de Segovia y Madrid. “No es incompatible con los tráficos de mercancías, ya que los apartaderos aumentan la capacidad de la línea y la regulación del tráfico se realiza por sistemas informáticos. Permitiría cumplir la importante función social del transporte público, de vertebración del territorio, para favorecer los viajes diversos, necesidades de movilidad, salud y de ocio”,concluye.