Elecciones Castilla y León

El PP mantiene su idea de presidir las Cortes y gobernar en solitario

Los populares cierran la ronda de contactos “satisfechos” y Mañueco anuncia que enviará un documento a los partidos para crear un grupo de trabajo que avance en un programa de legislatura

Los populares Fernández Carriedo e Isabel Blanco saludan al procurador electo por Ciudadanos, Francisco Igea, en presencia de la ex consejera de Sanidad, Verónica Casado
Los populares Fernández Carriedo e Isabel Blanco saludan al procurador electo por Ciudadanos, Francisco Igea, en presencia de la ex consejera de Sanidad, Verónica Casado FOTO: mir_ical Agencia ICAL

El PP cerraba este martes con Unidas Podemos y Ciudadanos la ronda de contactos que ha mantenido en la última semana con todos los partidos que obtuvieron representación en las Cortes en las elecciones del pasado 13 de febrero, excepto Por Ávila que se negó a reunirse con el PP si no acudía Mañueco.

Y finalizada esta primera fase de las negociaciones, desde el PP se muestran «satisfechos» y «contentos» por los resultados obtenidos. «Han sido unas reuniones muy útiles para conocer como ven el resto de partidos el escenario político actual», destacaba Carlos Fernández Carriedo, miembro del equipo de Mañueco en estas negociaciones, si bien reconocía que no ha habido la misma afinidad con todos.

A pesar de que el PP es consciente de que los números no le dan y que necesita de la abstención del PSOE o de Vox para que Mañueco pueda ser investido presidente, algo que a día de hoy tampoco tienen garantizado, Carriedo asegura que siguen con su idea inicial, que no es otra que, en primer lugar, presidir las Cortes -ya anunciaron que presentarán un candidato-, y, en segundo término, gobernar en solitario con un Gobierno fuerte y estable apoyado con un acuerdo de gobernabilidad para toda la legislatura.

De hecho según ha anunciado Mañueco en su perfil de Twitter, el Partido Popular prepara un documento que enviará a los partidos que quieran constituir un grupo de trabajo para avanzar en un programa de legislatura, ya que pretende garantizar la estabilidad y un proyecto de futuro para “nuestra tierra”.

El también portavoz de la Junta en funciones avanza que ahora empieza la segunda fase de las negociaciones, en la que ofrecerán de nuevo su mano tendida a todos los partidos, incluido el PSOE, para alcanzar acuerdos pero siempre sobre la base de hablar de Castilla y León.

Respecto a las reuniones con Unidas Podemos y Ciudadanos, el PP no ha conseguido convencerles, a tenor de las palabras de l líder de Podemos, Pablo Fernández, y del liberal Francisco Igea.

Encuentros estos dos en los que no ha estado presente el candidato popular a presidir nuevamente la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y en los que el PP no ha logrado convencer a ninguno de su intención de gobernar en solitario y de alcanzar un programa de legislatura, según se desprende de las palabras del procurador electo por Unidas Podemos, Pablo Fernández, y del de Ciudadanos, Francisco Igea.

El primero dejaba claro que votará un “no” rotundo a la investidura de Mañueco, mientras que el segundo, deslizaba que tampoco, aunque abría la puerta a ello siempre y cuando Mañueco se lo pida y reconozca públicamente que lo que dijo de Ciudadanos cuando decidió convocar elecciones era mentira.

El popular Carlos Fernández Carriedo comparecía en representación del PP y admitía que no cuentan con el apoyo de Unidas de Podemos, pero también que Ciudadanos “no ha sido tan tajante y que les han trasladado que su intención es que en función de las alternativas que tengan apoyarían el mal menor, por lo que Carriedo dejaba abierta la puerta a que Cs pueda apoyar la investidura de Mañueco.

El dirigente popular tampoco contestaba a la pregunta de si se reunirán de nuevo con el PSOE para explorar un acuerdo que incluiría, según piden los socialistas aislar a Vox, e insistía en que su idea es avanzar con aquellos partidos que han mostrado su disponibilidad y disposición a alcanzar un acuerdo para los próximos años, que en función de cómo han ido estas tomas de contactos serían Vox y Soria ¡Ya!.

Respecto a la Mesa de las Cortes, el también portavoz de la Junta en funciones negaba que se haya planteado a Soria ¡Ya! su apoyo a la candidatura del PP a la presidencia de las Cortes -los tres representantes sorianos podrían ser suficientes si Vox se abstiene para que el PP presidiera el Parlamento en segunda votación por mayoría simple, más síes que noes-, y apuntaba que con los sorianos solo han hablado de un programa de actuaciones con los puntos en común entre ambas formaciones. “No estamos con la calculadora de la manos; ya iremos avanzando”, decía.

Y, finalmente, Fernández Carriedo negaba también que el cambio de rumbo que va a vivir el PP en el futuro, presumiblemente de la mano del gallego Núñez Feijóo, vaya a afectar a las negociaciones en Castilla y León, porque, según explicaba, Mañueco tiene el respaldo y el mandato de la Junta Directiva del PP de Castilla y León así como del Comité Ejecutivo del PP nacional y, “lo que es más importante, de los castellanos y leoneses en las urnas”.

Los populares Fernández Carriedo e Isabel Blanco conversan con Pablo Fernández, procurador electo por Unidas Podemos, antes de la reunión
Los populares Fernández Carriedo e Isabel Blanco conversan con Pablo Fernández, procurador electo por Unidas Podemos, antes de la reunión FOTO: mir_ical Agencia ICAL

Antes había comparecido el líder de Unidas Podemos, Pablo Fernández, que dejaba claro desde el principio su “no” rotundo” a la investidura de Fernández Mañueco como presidente de la Junta y aseguraba, contundente, que no habrá más reuniones porque no ha lugar ante la posición clara de su formación a este respecto, a pesar de que, según confirmaba el propio Fernández, los populares le han trasladado que de cara al futuro quieren mantener contacto con todos los grupos con representación en las Cortes.

El también portavoz nacional de la formación morada dejaba claro también que lo que está haciendo el PP con esta ronda de contactos es “allanar” el camino hasta formar una coalición con Vox, algo que, en su opinión, es lo que va a ocurrir y supone para él y su partido el “peor” escenario posible.

Y se mostraba partidario de que sea un socialista el que presidiera el Parlamento autonómico en caso de que no hubiera un acuerdo entre el PP y Vox para la constitución de la Mesa de la Cámara, y anima al PSOE a movilizarse en este sentido también “porque los números podrían dar”.

Sobre la posibilidad de desdoblar un grupo mixto, uno con Soria ¡Ya! y la Unión del Pueblo Leonés (UPL) que lograron tres procuradores, y otro con Unidas Podemos, Por Ávila y Ciudadanos, que obtuvieron un representante, aseguraba que es algo posible porque así lo establece el Reglamento de las Cortes en su artículo 19, y defendía que su formación, al contar con más votos, debería tener la portavocía de dicho minigrupo en caso de que se formase.

GRAF8036. VALLADOLID, 01/03/2022.- Carlos Fernández Carriedo (i) del PP, se reúne con el procurador electo de Ciudadanos , Francisco Igea (2d) y su equipo , en la ronda de negociaciones para conformar Gobierno en Castilla y León.EFE/NACHO GALLEGO
GRAF8036. VALLADOLID, 01/03/2022.- Carlos Fernández Carriedo (i) del PP, se reúne con el procurador electo de Ciudadanos , Francisco Igea (2d) y su equipo , en la ronda de negociaciones para conformar Gobierno en Castilla y León.EFE/NACHO GALLEGO FOTO: NACHO GALLEGO EFE

Después era el turno del procurador electo de Ciudadanos, Francisco Igea, quien dejaba claro también que su apuesta pasa por que PP y PSOE se sienten a negociar y logren un acuerdo que dé estabilidad a Castilla y León, ante las circunstancias tan complicadas que se avecinan tras la invasión rusa de Ucrania y las consecuencias que esta guerra tendrá para los países de la Unión Europea, entre los que se encuentra España.

Respecto a la Mesa de las Cortes, Igea dejaba claro que no quiere que el Parlamento autonómico lo presida Vox, un partido que, según decía, “está en contra del modelo autonómico y está aliado con los enemigos de Europa”, por lo que dejaba entrever que podría dar su voto al PP, “porque sería lo menos malo”. “Siempre actuaremos pensando en lo mejor para Castilla y León o en lo menos malo”, apuntaba, mientras confiaba y deseaba también que se respeten las normas fundamentales en la composición de la Mesa de las Cortes.

Tampoco se mostraba sorprendido de que Mañueco no hubiera asistido a la reunión ni haya dado la cara, y señalaba que ellos, por Ciudadanos, no hacen política desde el rencor sino por el bien de la gente.

Finalmente, Igea insistía en que ve “inviable” que el PP pueda gobernar en solitario y apuntaba que su idea es lograr un acuerdo amplio y mayoritario al que se puedan sumar populares y socialistas y poder formar un Gobierno estable en la Comunidad capaz de hacer frente a lo que viene tras la invasión rusa en Ucrania.

Al respecto, el liberal pedía también al Gobierno en funciones que tome medidas ya para ayudar a los sectores que pueden verse más perjudicados por esta crisis, como la automoción y la agroalimentación y que suspenda cualquier colaboración en cualquier ámbito con Rusia.