Cinco minutos de silencio por el pueblo ucraniano

Los ayuntamientos llaman a sus vecinos a concentrarse a las doce mientras se vuelcan para ayudar a los refugiados, como en Ampudia, que pide habilitar el Monasterio de Nuestra Señora de Alconada,

Kira, una niña ucraniana de 8 años aluda a los niños de ucranianos con los que va a ir al colegio en Paredes de Nava (Palencia)
Kira, una niña ucraniana de 8 años aluda a los niños de ucranianos con los que va a ir al colegio en Paredes de Nava (Palencia) FOTO: Almudena Álvarez EFE

La mayoría de los ayuntamientos de Castilla y León se suman al llamamiento de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y han convocado este miércoles a las doce del mediodía a sus vecinos en el exterior de las casas consistoriales para guardar cinco minutos de silencio como muestra de solidaridad con el pueblo ucraniano, que sigue peleando por su soberanía y libertad ante la invasión rusa.

Las entidades locales, además, se están volcando para canalizar toda la ayuda humanitaria que se está recogiendo por parte de la sociedad y que no para de llegar desde distintos frentes, mostrando una vez más el compromiso de esta Comunidad ante cualquier catástrofe humanitaria, sea donde sea.

Así, por ejemplo, el Ayuntamiento de Salamanca facilita un correo electrónico apoyoucrania@aytosalamanca.es y un número de ‘Whatsapp’ 679 130 168 a los vecinos de la ciudad como vías para canalizar las ayudas.

Todas aquellas familias de Salamanca que quieran acoger a personas desplazadas por la guerra pueden hacerlo de dos formas: mediante la convivencia en el propio hogar con las familias de acogida o a través de la cesión de viviendas vacías en las que puedan alojarse a su llegada a Salamanca.

Desde el Consistorio salmantino se pide a todas aquellas personas que puedan desempeñar la labor de traducción con los ucranianos que lleguen a la ciudad y deseen prestar su colaboración puedan hacerlo en el mismo correo electrónico y en el mismo número de ‘Whatsapp’.

El Ayuntamiento, además, trabaja con otras administraciones y ONGs para prestar una atención integral a las personas refugiadas que lleguen procedentes de Ucrania, tanto con apoyo psicológico, como para facilitar la gestión de recursos sanitarios, de educación y administrativos. De momento, ha puesto a disposición de la comunidad europea un total de 132 plazas en espacios de acogida.

Además, ha creado otra dirección de correo electrónico (supportingukraine@aytosalamanca.es) para que las personas ucranianas que hayan llegado a la ciudad y que no estén acogidos al estatus anunciado por la Unión Europea puedan gestionar la regularización de su situación administrativa. De igual forma, podrán utilizar el servicio de whatsapp.

Un monasterio para refugiados en Palencia

Por otra parte, el Ayuntamiento palentino de Ampudia ha pedido a la Diócesis de Palencia que habilite el Monasterio de Nuestra Señora de Alconada, que se quedará vacío tras la marcha de las dos monjas que viven en él, para acoger a refugiados de Ucrania y se ha ofrecido a colaborar con los gastos precisos.

El alcalde de Ampudia, José Luis Gil, ha dirigido una carta al obispo de Palencia, Manuel Herrero, solicitando que se habilite el Monasterio de Nuestra Señora de Alconada que, en los próximos días, quedará libre tras la marcha de las dos monjas de la Orden Cisterciense de San Bernardo que lo han regentado durante casi cuarenta años.

El primer edil reafirma en la misiva el compromiso del Ayuntamiento de Ampudia de colaborar en “lo que sea preciso” para el abono de los gastos de los refugiados, así como en el pago de los suministros necesarios para dotar a las instalaciones de un mínimo de confort. Y queda a la espera de una respuesta, aunque el obispo ha dejado abierta la posibilidad de ir sumando otros edificios.

También en tierras palentinas, el alcalde de Villada, Manuel Gañan, ha habilitado el albergue de la localidad para la acogida de refugiados y ya tiene confirmada la llegada de cinco mujeres con dos niños y dos bebés. Además, ha asegurado que se están acondicionando dos casas cedidas por vecinos y una del Ayuntamiento para instalar a las personas que lo necesiten durante el tiempo que sea necesario.

Universidades

Por otro lado, la Universidad de Valladolid también aporta su granito de arena y ha resuelto una publicación en la que habrá medidas excepcionales para facilitar la admisión de los estudiantes de Medicina afectados por la agresión rusa a Ucrania.

En concreto, se dispone que, por razones humanitarias, los estudiantes originarios de la Comunidad de Castilla y León, matriculados en estudios de Medicina en universidades ucranianas o en países limítrofes que puedan ser considerados en situación de riesgo, y así lo soliciten, podrán ser admitidos en la Universidad de Valladolid para continuar sus estudios, previa presentación de la documentación pertinente.

Igualmente se efectuarán los cambios necesarios, en el ámbito de la gestión administrativa, para facilitar la matrícula de los estudiantes que así lo soliciten.