Miguel Heras y Júlia Font ganan el Tres Valles

El salmantino y la castellonense se imponen en la prueba reina de la cita de La Alberca con más de ochocientos participantes

Salida de la prueba Tres Valles
Salida de la prueba Tres Valles FOTO: José Vicente/Arte Deportivo

Miguel Ángel Heras recuperó la esencia de Tres Valles, carrera por montaña del Parque Natural de la Sierra de Francia y el Valle de Las Batuecas en la provincia de Salamanca. El corredor bejarano se sacó la espina de 2017 y 2019, y logró por fin el triunfo en la Plaza Mayor de La Alberca, epicentro de una carrera que regresó al calendario por la puerta grande y con más de ochocientos fieles en la paraíso serrano.

Heras fue protagonista, por cercanía, por carisma y por encarnar los valores de una prueba, en la que contrastó la veteranía del bejarano con la presencia de una nueva hornada de corredores, que apenas acaban de llegar a la veintena, como la canaria Moana Keres; o el joven burgalés Rodrigo Andueza, y que tienen en el salmantino a un referente.

Heras logró el récord de la prueba, con tres horas y 25 minutos (3:25:15) para los casi 36 kilómetros y más de 4.000 metros de desnivel acumulado de la carrera reina del evento organizado por el CD Tres Valles, con la colaboración del Ayuntamiento de La Alberca, El Corte Inglés y la Diputación de Salamanca. Sin embargo, la plusmarca del bejarano hay que situarla en una prueba que modificó su recorrido, con variaciones importantes con respecto al valle de Las Batuecas.

Mil Heras durante la competición
Mil Heras durante la competición FOTO: José Vicente/Arte Deportivo

A Heras, le siguieron el joven Jaime Romo, afincado en Salamanca, y que demostró que puede ser uno de los herederos del campeón; y el extremeño Francisco Javier González, quien subió por cuarta vez al podio de Tres Valles, un corredor que ya ganó en La Alberca en 2016.

En el cuadro femenino, la carrera estuvo marcada por el duelo entre la castellonense Júlia Font y la vallisoletana Patricia Muñoz. El triunfo fue para la corredora del Wild Trail Project de Nike (4:16:37), después de liderar desde la salida, pero con unos últimos kilómetros de la pucelana recortando la distancia, hasta llegar con menos de tres minutos de diferencia a la meta (4:19:08). La levantina demostró atravesar un gran momento tras sus problemas físicos en la Transgrancanaria hace siete días, y apunta a un 2022 “esperanzador”. El podio lo completó la madrileña Marta Pérez (4:44:00), quien reaparecía con éxito tras un 2021 sin prácticamente competir.

Patricia Muñoz durante la prueba
Patricia Muñoz durante la prueba FOTO: José Vicente/Arte Deportivo

La carrera, con una gran participación femenina, con un 18 por ciento de inscritas con respecto al total, tuvo a la canaria Moana Keres como la gran dominadora de la modalidad skyline, de 21 kilómetros. Moana se lució en la media maratón de Tres Valles, con un tiempo de 2:26:31, seguida de Tamara Canet (2:42:23) y de Isabel Pérez (2:47:18).

La corredora de La Palma dedicó su triunfo a su isla tras “un año muy difícil, en el que estamos resurgiendo de nuestras cenizas, nunca mejor dicho”, aseguró.

En chicos, el abulense Iván Bernardo y el mirandés Juan Rodríguez, ambos de la selección de Castilla y León, lograron una victoria conjunta en La Alberca. El tercer puesto fue para Tomás Cuartero.

La triple apuesta deportiva la completó el Porvenir Tres Valles. La cita “de iniciación”, de once kilómetros, fue propicia para vivir el momento más emocionante de la jornada. El burgalés Rodrigo Andueza y el salmantino Álvaro García se disputaron al sprint la victoria. Tanto, que Andueza, de tan solo 17 años, aprovechó la curva final para sacarle dos metros a García y poder levantar los brazos con una victoria de relumbrón. El tercer cajón fue para el catalán Lleïr Barcons.

En féminas, la victoria fue para la soriana Yolanda Martín (1:12:33), después de una primera parte conjunta con Sladjana Zagorac, quien finalmente fue segunda (1:17:11), con Claudia Corral, tercera (1:19:24).

Fueron los nombres propios de una sexta edición de Tres Valles que regresó por la puerta grande a la Sierra de Francia, al calendario y que recibió el reconocimiento de más de ochocientos deportistas que disfrutaron de la mística del valle de Las Batuecas, la épica del ascenso a la Mesa del Francés; o de la nieve de la subida a la Peña de Francia.

Fue precisamente el respiro meteorológico de la jornada lo que permitió que la carrera pasara sin incidentes tras unas horas previas marcadas por las intensas lluvias –como nieve en las cotas más altas- y con el viento y el frío como protagonistas.