El CES se implica también con las necesidades de las personas con parálisis cerebral

El presidente de esta institución propia, Enrique Cabero, avanza que el Consejo estará presente en el ámbito de actuación de Aspace con propuestas que den respuesta a sus reivindicaciones

El presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Enrique Cabero, visita los centros de Aspace en Villamayor (Salamanca) para conocer de primera mano el trabajo que desempañan con las personas con parálisis cerebral y encefalopatías afines
El presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Enrique Cabero, visita los centros de Aspace en Villamayor (Salamanca) para conocer de primera mano el trabajo que desempañan con las personas con parálisis cerebral y encefalopatías afines FOTO: David Arranz Agencia ICAL

El Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León es una institución propia de la Comunidad que tiene cada vez mayor protagonismo en la sociedad gracias a su implicación pero también a que cuenta con un grupo enlace que incorpora a organizaciones sociales en los que abordan temas de actualidad en materias de políticas sociales y de igualdad efectiva.

Si bien, esta entidad que preside el salmantino Enrique Cabero quiere ir un poco más allá y partir de ahora también se implicará y estará muy presente en el ámbito de actuación de la Aspace, la asociación que trabaja por la calidad de vida y los derechos de las personas con parálisis cerebral y encefalopatías afines, mediante propuestas que favorezcan una mayor participación de este colectivo y que den respuesta a sus reivindicaciones.

Aspace se incorporó hace poco a este grupo de enlace del CES y en el próximo informe del Consejo Económico y Social ya se incorporarán recomendaciones que articularán a través de las propuestas de la federación a través del carácter consultivo del Consejo y de su servicio de asesoramiento tanto a las Cortes como a la Junta de Castilla y León. Unas aportaciones que, según destaca Cabero, son todas muy razonables, y responden a una necesidad real.

El presidente del CES hacía este anuncio este lunes durante una visita a los centros de ASPACE Salamanca en la localidad de Villamayor, donde ha conocido de cerca el trabajo realizado con personas con parálisis cerebral y encefalopatías.

El presidente de ASPACE Salamanca y Castilla y León, Jesús Alberto Martín Herrero, por su parte, agradecía a Cabero su visita a un centro de Salamanca para conocer “una realidad más, muy importante y minoritaria, pero muy real y específica que muchas veces no se aprecia”, pero también los “esfuerzos y avances” que está llevando a cabo el Consejo en su configuración más social que económica.

Salarios dignos

Preguntado por los periodistas, Cabero se refería también al salario mínimo interprofesional, y afirmaba que es uno de los asuntos que ha tratado el grupo de enlace en los últimos meses. En consonancia, Martín Herrero reconocía que muchas veces los estos “dejan mucho que desear”, además de que la federación tiene un alto índice de rotación de muchos profesionales debido a ofertas más atractivas en otras empresa, informa Ical.

Asimismo, el presidente de Aspace ponía en valor la dignificación de los sueldos que, en su opinión, es una de las cuestiones más críticas que debe ir vinculada a la concertación social de una “retribución lógica”. Por su parte, Cabero destacaba la implicación de las organizaciones, y apuntaba que “no toda prestación debe ser incorporada al ámbito estrictamente empresarial.

Respecto al denominado como “cuarto sector”, Cabero aseguraba que la prestación de servicios organizada por profesionales debe tener retribuciones y condiciones de trabajo adecuadas. Y sobre el voluntariado, decía que “es muy positivo, genera participación, lo respaldo, pero no es suficiente”.

Colaboración con la Junta y las Cortes

En cuanto al futuro Gobierno de la Comunidad, Cabero dejaba claro también que la política social que está llevando a cabo el Consejo “no corre peligro”, ya que la institución tiene unas funciones claras configuradas desde el Estatuto de Autonomía.

Asimismo, remarcaba que el CES forma parte de la categoría de instituciones propias al más alto nivel, un planteamiento que se ha convertido en “seña de identidad”.

“La colaboración entre el CES, las Cortes y la Junta va a seguir siendo muy fluida y fructífera. Estoy convencido de ello”, finalizaba.