La berciana Patricia Reimóndez publica su primera novela ‘Nía’, un mundo de fantasía y esperanza en un reino de guerras y pobreza

La protagonista representa a todas las personas que “dejan sus hogares y se tienen que buscar la vida con lo poco que poseen”, explica la vallisoletana de adopción

La berciana afincada en Valladolid Patricia Reimóndez Prieto publica su primera novela, Nía
La berciana afincada en Valladolid Patricia Reimóndez Prieto publica su primera novela, Nía FOTO: ICAL Agencia ICAL

La escritora berciana Patricia Reimóndez (1978), vallisoletana de adopción, lanza hoy su primera ‘novelette’, ‘Nía’ (LES Editorial), en el que representa un mundo de fantasía y esperanza en un reino de guerras y pobreza. La autora reconoce que aunque el germen de la obra nació “hace muchos años” y en agosto de 2020 se decidió su publicación, justo sale a la luz en un momento en el que su contenido pasa a estar de entera actualidad por los movimientos migratorios causados por el conflicto bélico en Ucrania.

Reimóndez, que anteriormente había publicado relatos cortos antológicos y pequeños cuentos, utiliza uno de sus gustos por los géneros de la fantasía y el terror para ilustrar la vida de Mara, su protagonista, que recuerda a todas las personas que “dejan sus hogares obligatoriamente y se tienen que buscar la vida con lo poco que poseen”, como sucede con las guerras. “Utilizo este recurso porque es más universal; no importa dónde se ubique la historia, sino la propia historia”, expresa en declaraciones a Ical.

El origen de la novela, rememora la escritora, surgió cuando participaba en un taller de creación literaria. “Cuando terminé de escribir un relato muy cortito me quedó la sensación de que había algo más que contar, que faltaba algo. Y poco a poco lo fui haciendo. A lo largo de años cambiaba y ampliaba lo que ya había escrito”, sostiene. La obra, de 90 páginas, sale a un precio de 10,95 en papel y 3,99 en formato digital.

Mara es una campesina que vive en una pequeña aldea de un reino inventado, asolado por los conflictos bélicos, y que han llevado al territorio a la pobreza “poco a poco hasta que la gente malvive”. Si no hace nada enseguida, ella y su familia perecerán lentamente. “Solo existe un lugar al que acudir, uno que permanece verde mientras en el resto todo es polvo y aridez: el Bosque de Robles”, comenta Reimóndez, quien expone que la leyenda dice que “nadie ha sobrevivido jamás al encuentro con la dríada, la protectora del bosque”.

A pesar de las señales adversas y la hostilidad del lugar, Mara se adentra en él dispuesta a arriesgar su vida para conseguir el alimento que tanto necesitan ella y los suyos. Su valentía y obstinada voluntad llamarán la atención de la dríada, pese a que esta desprecia a los humanos. “Mara descubrirá que, más allá de la supervivencia, su coraje le abre la puerta a un premio mucho mayor del que jamás habría podido soñar”, e invita a leer el libro para descubrirlo: “En un mundo deshumanizado marcado por la guerra, la fraternidad, la solidaridad y el respeto por la naturaleza pueden ser las respuestas”, se despide entre la intriga.