Castilla y León descarta restricciones adicionales frente a la Covid en Semana Santa

Por otro lado, la Comunidad ha superado el umbral epidémico de la gripe, que sigue al alza

Celebración en Valladolid la Procesión del Encuentro, en la que en el domingo de Resurrección la imagen del Sepulcro Vacío se encuentra con la Virgen de la Alegría
Celebración en Valladolid la Procesión del Encuentro, en la que en el domingo de Resurrección la imagen del Sepulcro Vacío se encuentra con la Virgen de la Alegría FOTO: NACHO GALLEGO EFE

La mejoría de la situación epidemiológica en Castilla y León, que se ha estabilizado en las dos últimas semanas con una incidencia media a siete días de 250 casos por cada cien mil habitantes, el paulatino descenso de la presión hospitalaria y al alto grado de vacunación, hace que el Gobierno regional no se plantee aplicar ninguna medida restrictiva salvo las vigentes en España para frenar la propagación de la covid, como el uso de la mascarilla en interiores, mantener la distancia social y la higiene de manos.

Así lo ha puesto de manifiesto este jueves el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, tras la reunión del Consejo de Gobierno, donde, pese a los buenos datos, insistía en pedir prudencia y responsabilidad porque el virus sigue circulando entre nosotros y se siguen produciendo hospitalizaciones además de que continúa muriendo gente por la covid.

Además, aseguraba que aunque esta sexta ola no ha sido tan relevante en presión asistencial, sí lo está siendo en infectados, que todavía no pueden vacunarse.

Carriedo reconocía también que las terceras dosis de la vacuna frente al coronavirus presentan niveles inferiores que en el caso de la primera y la segunda y recordaba que siguen abiertos los sistemas de autocita”, tras el cierre del sistema ordinario de repescas.

Afirmó que la sexta ola no ha sido tan relevante en presión asistencial, pero si en infectados, que todavía no pueden vacunarse.

Preguntado por la posibilidad de eliminar el uso de mascarillas en los interiores, Fernández Carriedo llamaba a reflexionar sobre este asunto debido a que el nivel de gravedad está bajando, si bien dejaba claro que la decisión deberá adoptarse en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y con la opinión de los científicos.

Gripe al alza

El también consejero de Economía y Hacienda en funciones advertía de un aumento significativo y notorio de la incidencia de gripe en Castilla y León, que en estos momentos ha superado el umbral epidémico situado en los 50,66 casos por cada cien mil habitantes ya que se ha llegado a los 64 casos.

Fernández Carriedo apuntaba de la tendencia al alza de la gripe y, al igual que con la covid, llamaba a mantener las medidas de higiene que son similares para evitar que se propague más.

Asimismo, destacaba la “exitosa” campaña de vacunación de la gripe en Castilla y León, en la que tres de cada cuatro personas de los grupos de riesgo se han inmunizado frente a este virus.