Los vinos de la Ribera del Duero cotizan al alza y superan la pandemia

Las exportaciones de las bodegas de esta Denominación de Origen crecieron el pasado año un 20,1 el pasado año

DO Ribera dice que el canal online es el futuro pero no superará al horeca
Las exportaciones de los vinos de la DO Ribera del Duero crecen un 20,1% en 2021 FOTO: paco santamaria EFE

La crisis sanitaria del coronavirus ha hecho mucho daño a la economía, en general, pero también a sectores como el de Servicios y los bares y restaurantes, en particular, por los meses que han tenido que cerrar sus negocios en las distintas etapas de la pandemia y las numerosas restricciones que han tenido que soportar.

Algo que, como daño colateral, afectó también al consumo de vino y a las menores ventas por parte de las bodegas. Si bien, el pasado año, las cosas han cambiado y los vinos, especialmente los de la Denominación de Origen Ribera de Duero, han recuperado terreno de la mano principalmente de las exportaciones. De hecho, durante el 2021 las ventas de botellas de vino ribereños a otros países han crecido un 20,1 por ciento, lo que para el Consejo Regulador es una cifra “muy satisfactoria”, teniendo en cuenta de donde se venía, y que hace ver el futuro con optimismo y grandes expectativas.

“Los consumidores internacionales valoran altamente la calidad y diversidad de nuestros vinos” apuntan desde el Consejo Regulador en un comunicado al que ha tenido acceso este periódico.

La Ribera del Duero, cuyos vinos se elaboran en las provincias de Valladolid, Burgos, Soria y Segovia, exportó un 18,2 por ciento del total de su producción, que alcanzó los 13.683.824 millones de litros, con un crecimiento importante y sostenido que . ”.

En la actualidad, los vinos de la Ribera del Duero están presente en un centenar de países y en cinco continentes. “hemos conseguido ganar en posicionamiento a pesar de las circunstancias, y aunque somos conscientes de que hay camino por andar, la dirección es la correcta”, destaca Enrique Pascual, presidente del Consejo Regulador de la DO Ribera del Duero.

La exportación se ha convertido en una de las prioridades de las bodegas ribereñas como demuestra el hecho de que 236 bodegas, de las 307 inscritas, tuvieron actividad exportadora en 2021.

Crecimiento general en todos los mercados

Las exportaciones de vinos de bodegas amparadas por la Denominación de Origen Ribera del Duero crecen así, de forma general, en la mayoría de los países en los que están presentes, destacando de manera significativa la evolución creciente durante el último año que han experimentado mercados como el de Estados Unidos, con un incremento del 30 por ciento sobre el volumen de 2020, México (+28 por ciento), China (+37 por ciento), Dinamarca (+41 por ciento) o Reino Unido (+34 por ciento).

Más allá de las cifras, lo realmente importante para el Consejo Regulador es que los vinos de Ribera del Duero “se comercializan en el nicho de vinos de calidad, lo que quiere decir que el valor añadido por botella es mayor, por lo que además de ganar presencia, se ha generado prestigio y reconocimiento”.

“Exportamos nuestros mejores vinos, cada vez más valorados en los mercados internacionales”, insiste Pascual, quien defiende que no se trata de vender mucho, sino de vender bien, de adquirir valor y de ser considerados y reconocidos por la calidad y la diversidad, tanto por parte de los consumidores como del sector distribuidor y comercializador internacional.

“Por ello, el balance es positivo, porque estamos creciendo tanto en volumen como en valor”, apunta.

El Consejo Regulador tiene, entre sus objetivos para 2022, la promoción internacional. En la actualidad. se desarrollan campañas de promoción en once países: Estados Unidos, Canadá, México, Puerto Rico, China, Suiza, Reino Unido, Alemania, Dinamarca, Países Bajos y Bélgica, que representan el 76,1 por ciento del total del volumen de exportación de vinos de Ribera del Duero.