Carnero llama a construir “entre todos” un modelo que haga rentables a las explotaciones agrarias

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural pide al Gobierno que ataje cuanto antes y no posponga a finales de este mes el incremento de los costes energéticos

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones, Jesús Julio Carnero, interviene en el I Foro Jurídico de Sector Agroalimentario en Madrid
El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones, Jesús Julio Carnero, interviene en el I Foro Jurídico de Sector Agroalimentario en Madrid FOTO: Jcyl La Razón

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en funciones, Jesús Julio Carnero, advierte de la preocupación existente en estos momentos por la situación del campo tras la invasión rusa y por el imparable aumento de los costes energéticos que está poniendo en peligro a muchas explotaciones agrícolas y ganaderas.

Por ello, Carnero llama a construir entre todos un nuevo modelo que haga rentables a las explotaciones desde todos los puntos de vista y reclama una vez más al Gobierno de España que ateje cuanto antes la escalada de los costes energéticos y no posponga a finales de este mes las medidas “porque la situación nos está empezando a desbordar”.

El consejero se expresa así antes de participar en Madrid en el I Congreso Jurídico del sector agroalimentario, organizado por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, donde volvía a pedir a la Unión Europea que permita, a corto plazo, que los estados miembros puedan incrementar la producción de cereales y proteaginosas.

Es momento de que el Gobierno solicite a la UE mayor flexibilidad para poder destinar las superficies de barbecho o superficies de interés ecológico a la producción de proteaginosas o de cereales y a pastoreo, así como que se hagan excepciones en la rotación y diversificación de cultivos”, señalaba.

El consejero ponía en valor que desde su departamento están poniendo en marcha medidas para flexibilizar la entrada de materias primas, sobre todo para alimentación animal, con el fin de que el sector agrario cuente con los suministros necesarios para llevar a cabo su actividad”.

En ese ámbito, pedía que se facilite la entrada en España de maíz de Argentina, Brasil o Estados Unidos, con la consiguiente flexibilización temporal de los requisitos fitosanitarios para la importación, así como flexibilizar los límites máximos de materias activas en los contingentes que accedan a los mercados europeos de países terceros.

A su vez, Carnero reclama también incrementar el porcentaje de los anticipos de los pagos directos de la Política Agraria Común (PAC).

El consejero Jesús Julio Carnero antes de participar en Madrid en el I Congreso Jurídico del Sector Agroalimentario
El consejero Jesús Julio Carnero antes de participar en Madrid en el I Congreso Jurídico del Sector Agroalimentario FOTO: Jcyl La Razón

Soberanía alimentaria

Carnero advertía de que a la inquietante situación por la escalada de precios y la invasión rusa en Ucrania hay que sumar la sequía que se prevé para los próximos meses, por lo que pedía un equilibrio entre las políticas de sostenibilidad medioambiental “que limitan nuestra capacidad productiva”, decía, con la sostenibilidad alimentaria, “imprescindible”, según apuntaba el consejero para que el consumidor final no se encuentre ante un desabastecimiento de alimentos básicos “que pongan en jaque la dieta de las familias.”

Y para que esa soberanía alimentaria llegue a término, el consejero aseguraba que es “inexcusable” que se produzca una recuperación de la capacidad productiva. En este sentido, apuntaba que la nueva PAC, de la que valora que se mantengan los actuales importes o que se dé autonomía a los Estados miembros, tiene otras cuestiones con las que Castilla y León no está de acuerdo como por ejemplo en lo que se refiere a las exigencias medioambientalistas.

Al respecto, Carnero decía que tiene claro que estas no aseguran ni una adecuada sostenibilidad social ni tampoco económica en cuanto a la compensación que tendrán que percibir los agricultores y ganaderos por su trabajo, y que por ello habría que mirar atrás y buscar en los orígenes de la PAC, que nació con el objetivo de asegurar la soberanía alimentaria de los países de la Europa dela Unión.