Vecinos de Burgos exigen la “inmediata paralización” de la guerra en Ucrania

Una docena de entidades sociales convocan esta concentración y piden la convocatoria de una Conferencia Internacional de Paz, auspiciada por Naciones Unidas

Entidades sociales convocan en Burgos una concentración en contra de la invasión rusa en Ucrania.
Entidades sociales convocan en Burgos una concentración en contra de la invasión rusa en Ucrania. FOTO: Ical Agencia ICAL

Cerca de 200 personas se concentraron hoy en la plaza de San Juan de Burgos para exigir la “inmediata paralización” de la guerra en Ucrania, así como la convocatoria de una Conferencia Internacional de Paz, auspiciada por Naciones Unidas. Bajo el lema ‘Ciudadanía en pie de paz’, una docena de entidades sociales de Burgos convocaron esta concentración, para pedir la retirada del ejército ruso en Ucrania y recordar el daño que está provocando este conflicto.

“La guerra ha provocado ya miles de muertos y heridos entre la población civil ucraniana y los ejércitos ucraniano y ruso, la destrucción de ciudades e infraestructuras y el desplazamiento forzoso de millones de personas”, recordaron en el comunicado que leyeron durante la concentración.

Entidades sociales convocan en Burgos una concentración en contra de la invasión rusa en Ucrania.
Entidades sociales convocan en Burgos una concentración en contra de la invasión rusa en Ucrania. FOTO: Ricardo Ordóñez/Ical Agencia ICAL

Por ello, pidieron el fin de la guerra en Ucrania, así como en otras que “nos deshumanizan”, como las que transcurren en Yemen, Siria, Somalia, Eritrea, Palestina, Sahara. “La acogida y ayuda humanitaria a las personas que emigran debido a todos estos conflictos y a la pobreza en otros muchos países, tiene que hacerse realidad y mantenerse en el tiempo. Exigimos que se acabe esta invasión, que acabe esta guerra y todas las guerras”.

De esta forma, y tras guardar un minuto de silencio por todas las víctimas de las guerra, exigieron que se desmantelen las armas nucleares y que se deje de fabricar y exportar armas, también aquellas que se envían desde la provincia burgalesa y que “alimentan el monstruo de las guerras”.

Exigieron también que España renuncie al rearme mental y real, a la escalada militarista y belicista y a la “pretensión de aumentar el presupuesto de Defensa como camino para nuestra seguridad”. “La paz, la seguridad debemos conseguirla con métodos no bélicos: la paz no solo es la ausencia de guerra, sino la práctica de la justicia”, recordaron.