El Gobierno tiene que estar atento para que, no tardando ni 24 horas, se restablezca toda la normalidad en el transporte y las empresas empiecen a funcionar”

Solo tenía permiso para zorro y jabalí

Agentes medioambientales de la Junta denuncian a un coto por la caza no autorizada de seis corzos en una montería
Agentes medioambientales de la Junta denuncian a un coto por la caza no autorizada de seis corzos en una montería FOTO: ICAL Agencia ICAL

Agentes del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Segovia denunciaron al organizador de una montería como responsable de esta actividad cinegética, porque durante su desarrollo se abatieron seis ejemplares de corzo, especie que no estaba autorizada, ya que solo lo estaban zorro y jabalí.

Los hechos fueron descubiertos cuando los agentes realizaban un seguimiento rutinario de las monterías celebradas y al realizar la inspección en un coto privado de caza, localizaron seis cadáveres de corzos en una pradera, justo en la mancha donde había tenido lugar una montería el día anterior. Los cadáveres eran recientes y aún se podían apreciar de un modo claro los orificios causados por los disparos de bala.

Los agentes medioambientales procedieron a realizar la investigación e inspección ocular de la zona, y levantaron las actas y denuncias correspondientes. En la modalidad de caza de montería, los cazadores participantes deben estar autorizados por el titular cinegético u organizador, además de estar en posesión de toda la documentación necesaria para realizar esta actividad, y solo pueden disparar a las especies cinegéticas autorizadas, que en este caso eran jabalí y zorro.

El organizador debe dar las instrucciones precisas a los cazadores participantes de las especies cinegéticas a abatir, ya que él es el responsable de cualquier irregularidad que se cometa durante la montería si no se puede determinar el autor de la infracción.

El próximo 1 de abril comienza la época hábil de caza del corzo en la provincia, que es una de las modalidades de caza con mayor valor cinegético en Segovia. Antes del inicio de la temporada y durante toda la campaña, los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León intensifican los servicios de vigilancia en esta materia para intentar garantizar que la caza se realice de acuerdo a la normativa que la regula, informa Ical.

Desde el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta en Segovia hicieron un llamamiento a los ciudadanos, cazadores y gestores de acotados para que si descubren prácticas ilegales lo pongan en conocimiento de los agentes de la autoridad.

La práctica cinegética en la Comunidad de Castilla y León se regula en la Orden Anual de Caza que cada año determina, al menos, las especies cazables y las comercializables, los días y las épocas hábiles de caza aplicables a cada una de ellas, y fija igualmente una serie de condicionantes y limitaciones para la práctica de las distintas modalidades, así como las normas que regulan el ejercicio de la actividad cada temporada.