Vecinos de Valladolid defienden soterrar el tren: “Es posible si hay voluntad política”

Miembros de cuatro asociaciones de la ciudad piden al alcalde, el socialista Óscar Puente, que no cierre las puertas a esta opción durante un Pleno Extraordinario pedido por el PP

Concentración en la plaza del Caño Argales de Valladolid para que se retome el soterramiento de las vías
Concentración en la plaza del Caño Argales de Valladolid para que se retome el soterramiento de las vías FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

El debate sobre el soterramiento del tren en Valladolid, cerrado por el actual equipo de Gobierno hace cinco años al apostar por la integración ferroviaria, vuelve a estar encima de la mesa entre los vallisoletanos, que no están del todo de acuerdo elegida por el alcalde, el socialista Óscar Puente, a quien echan en cara que haya cerrado las puertas a un proyecto de futuro y de transformación de la capital vallisoletana, quizás el más importante de su reciente historia.

Representantes de cuatro asociaciones de vecinos de Valladolid han intervenido este lunes en el Pleno Extraordinario celebrado en la Casa Consistorial impulsado por el PP para hablar y discutir sobre esta cuestión que vuelve a preocupar a los ciudadanos. De hecho, las cuatro entidades que han tenido voz en este pleno (Plataforma por el Soterramiento, Unión Pajarillos, Asociación de Vecinos Pilarica y Federación Provincial y Consumidores “Conde Ansúrez”) ha coincidido en señalar en que el soterramiento del tren en la ciudad es el gran proyecto de movilidad sostenible más importante y que es posible “si hay voluntad política”.

Lo decía Yolanda Matía Paredes, de Unión Pajarillos, quien denunciaba que los túneles bajo las vías “son pasado”, y que el soterramiento del tren daría futuro a su barrio, además de revalorizar las viviendas del mismo, y haría de la capital vallisoletana una ciudad más amable.

También se mostraba en contra del proyecto de integración ferroviaria del equipo de Gobierno Alfonso Peña Rodríguez, de la Plataforma por el Soterramiento, para quien esta iniciativa “no acaba con el muro ni con la exclusión ni acaba con los túneles del miedo”. Además, tachó la propuesta “de insolidaria porque no favorece la movilidad de personas con discapacidad”.

Además, apunta a la situación económica “saneada” del Ayuntamiento y que esta, sumando los fondos europeos, como ocurre en la Variante de Mercancía. o que los tipos de interés están reducidos, permitiría acometer el soterramiento que en este momento. “Las condiciones son favorables y si hay 17 ciudades en España que ya acometen obras de soterramiento y en otras 14 lo están estudiando por qué no se puede hacer en Valladolid?”, se preguntaba

Por último, pedía a los partidos políticos que “se dejen de disputas partidistas, manipular datos y que se pongan a trabajar”. “Si no quieren hacerlo, dejen a los ciudadanos que expresen su voluntad en una consulta popular. En este momento solo hay dos opciones: muro sí, muro”, insistía, en declaraciones recogidas por Ical.

Por su parte, Luis Trapote, echaba en cara al equipo de Gobierno que haya cerrado la puerta al soterramiento sin consultar con nadie y que haya tomado una decisión “sin criterio y explicaciones”.

Finalmente, María del Pino Lozano, de la Asociación de Vecinos Pilarica, denunciaba que los túneles son “poco amables” además de muy contaminantes puesto que concentran mucho tráfico, y aseguraba tener claro que lo que ahora está negando el equipo de Gobierno lo prometerán cuando estén en la oposición. Además, advertía a Óscar Puente de “gran parte” de las voces que ahora “intenta callar” son las que le pusieron como alcalde.