Rocío Lucas: “La FP Dual es un buen punto de partida para la nueva enseñanza universitaria”

La consejera de Educación defiende que la formación en las Universidades debe adaptarse también a las necesidades de las empresas

La consejera de Educación, Rocío Lucas, saluda al presidente del CES de Castilla y León, Enrique Cabero, en presencia del director general de El Español-Castilla y León, Carlos Velasco
La consejera de Educación, Rocío Lucas, saluda al presidente del CES de Castilla y León, Enrique Cabero, en presencia del director general de El Español-Castilla y León, Carlos Velasco FOTO: Rub�n Cacho Agencia ICAL

La Formación Profesional Dual es una enseñanza de éxito en Castilla y León. Un modelo que sigue ganando adeptos cada año -casi 45.000 estudiantes este curso- por la salida laboral que tiene -el 85 por ciento de los alumnos que terminan sus estudios encuentran trabajo el primer año- al estar adaptado a las demandas del sector productivo, pero también por la oferta dinámica y de calidad de que dispone, que se actualiza en función también de las exigencias del mercado laboral.

Pues este modelo de la FP Dual es un “buen punto de partida” para la nueva enseñanza universitaria “y para unir el talento de las personas que se forman con los retos de futuro de las empresas”.

Así lo cree y así lo ha contado esta mañana la consejera de Educación, Rocío Lucas, durante su intervención en una jornada sobre la FP Dual y el empleo organizada por El Español, donde ha defendido que la formación en las Universidades debe adaptarse también a las necesidades de las empresas.

Lucas tiene claro que la FP Dual es un modelo que funciona pero que hay que seguir mejorando adaptándolo cada año a las nuevas exigencias empresariales, con itinerarios cada vez más flexibles y modalidades mixtas. La consejera comprometía el trabajo de la Junta con medidas como la actualización normativa para adaptar los cambios puestos en marcha con la entrada en vigor de la nueva ordenación de la Formación Profesional y la redefinición de los 120 ciclos formativos de la Comunidad, a través de una oferta de carácter dual que incrementará la formación en las empresas con “hasta el doble de tiempo” que se invertía hasta ahora, y que también va a requerir de estas que “vayan más allá de la colaboración” para convertirse en “responsables de la formación” del alumnado.

Por todo ello, Lucas llamaba a aprovechar esta fortaleza también en el ámbito universitario intensificando la colaboración entre la Universidad y la empresa.

Por su parte, el presidente del Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León, Enrique Cabero, que también participaba en esta jornada celebrada en la sede del CES, defendía una política activa de empleo en la que el estudiante adquiera formación para desarrollar habilidades para el trabajo de manera concreta en las empresas, con personas que llevan años en la actividad, y coincidía con la consejera en la importancia creciente de la formación dual en el ámbito universitario, para que los estudiantes se incorporen a los espacios de trabajo y consigan una formación sólida con la que adquirir el título oficial de Grado y Máster”.

“Se trata de un reto en el que las universidades de Castilla y León están trabajando para poder articularlo lo antes posible y pasar así de las prácticas curriculares”, apuntaba Cabero, quien ponía como ejemplo el Doctorado industrial, que posibilita la transferencia del conocimiento.

Por último, Cabero también incidía en las nuevas modalidades del contrato de trabajo formativo, regulado ‘ex novo’ a través de la reforma laboral y con la modificación del artículo 11 del Estatuto de los Trabajadores, que transforma el contrato en prácticas en un contrato de formación en alternancia o para la adquisición de la formación práctica