Innovación, internacionalización y una fiscalidad que favorezca la inversión y el emprendimiento

Carlos Fernández Carriedo apuesta también por una transformación que coloque a los sectores productivos de la Comunidad en la senda del crecimiento sostenible

Carlos Fernández Carriedo explica su programa en las Cortes regionales
Carlos Fernández Carriedo explica su programa en las Cortes regionales FOTO: Jcyl

Innovación, internacionalización empresarial y una fiscalidad que favorezca la inversión y el emprendimiento en la Comunidad. Son los grandes ejes planteados por el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, durante su comparecencia en las Cortes regionales donde ha expuesto un amplio programa con 11 prioridades y 76 acciones.

Carriedo ha explicado que el principal objetivo en esta nueva legislatura es recuperar cuanto antes los niveles de actividad previos a la pandemia así como promover una transformación que coloque a los sectores productivos de Castilla y León en la senda del crecimiento sostenible, generando de esta manera empleo de calidad.

Con el objeto de fortalecer el tejido empresarial mediante el fomento del emprendimiento, el consejero ha anunciado la puesta en marcha de una nueva Estrategia para los años 2022-2027 y que impulsarán los parques tecnológicos y la puesta en disposición de suelo empresarial competitivo. Asimismo se prestará apoyo a todos los sectores productivos, con especial atención al sector de la automoción, el aeronáutico, la agroalimentación, la ciberseguridad, la salud y calidad de vida, así como la energía o el sector TIC.

Dentro de las actuaciones vinculadas al sector energético, desde la Junta se continuará con su estrategia de implantación de energías renovables, incrementando la potencia de generación eólica y fotovoltaica y se creará un Fondo de inversión y participación autonómica dotado con 15 millones de euros. En el ámbito de la minería se desarrollará un plan específico de acción para el sector de la pizarra y se implementarán nuevos proyectos en las zonas de Transición Justa en las provincias de León y Palencia, para lo que se movilizarán 197 millones de euros a través de fondos comunitarios, a los que se sumarán otros 85 aportados por la Junta.

En los próximos años se desarrollará un programa de Compra Pública de Innovación; se potenciará el programa de innovación Wolaria y la Red Gestidi; y se impulsará el talento como factor de competitividad y de cohesión, aunando esfuerzos para conseguir una marca propia de Castilla y León-Calidad de Vida, territorio de talento y tierra de oportunidades.

Carriedo explicaba que en breve se presentará el V Plan de Internacionalización Empresarial 2022-2025, con el objetivo de hacer frente a los nuevos riesgos y retos de la situación económica internacional, teniendo como objetivos fundamentales la recuperación de la actividad y del empleo. A ello se sumará la labor para conseguir mayor diversificación de las exportaciones, así como la puesta en marcha de itinerarios personalizados y de programas de ayudas y licitaciones de organismos multilaterales y de formación.

Entre las acciones que se desarrollarán se encuentra la implantación de dos nuevos instrumentos financieros -por un importe de 80 millones de euros-, destinados por un lado a financiar la competitividad y el crecimiento de las pymes y, por otro, la innovación de las compañías de Castilla y León, lo que permitirá participar inicialmente a unas 500 empresas.

Asimismo se ampliará el Plan de Crecimiento Innovador de Castilla y León puesto en marcha en 2017 con una aportación de 107,9 millones, alcanzando los 260 millones al final de la legislatura; y se incrementará en 30 millones el fondo para recursos endógenos.

Y para favorecer la cohesión entre territorios se reforzarán los Programas territoriales de fomento y reequilibrio territorial. Se sigue trabajando en la ejecución de los Programas territoriales de fomento de Villadangos, Ávila, y Medina del Campo, y se aprobarán los nuevos programas para Tierra de Campos (en las provincias de León, Palencia, Valladolid y Zamora), comarcas de ‘La Raya’ fronteriza (Salamanca y Zamora), zona Este de Segovia, y zona de la Sierra de la Demanda, en Burgos. Asimismo, se promoverá la ejecución del nuevo Plan Soria Conectada y Saludable y se colaborará en el desarrollo de inversiones sobre la base del Plan Estratégico de la Mesa por León y en la redacción del Plan Territorial de Transición Justa.

Desde el Gobierno de Castilla y León se insiste en impulsar la reforma del Sistema de Financiación Autonómica, pues el actual es ineficiente, insuficiente y deficitario, y ha supuesto un claro retroceso en la financiación de la Comunidad, lo que afecta de forma intensa a la sostenibilidad de las cuentas públicas. Carriedo ha defendido en su comparecencia una “financiación justa, equitativa y suficiente”.

La Junta también consolidará en esta legislatura su política fiscal moderada y justa, con bajada selectiva de impuestos, para favorecer a las familias, el emprendimiento y la inversión. Esta política ha permitido a Castilla y León tener los beneficios fiscales más favorables para apoyar a las familias; ser la segunda comunidad autónoma con la tarifa autonómica más baja en el IRPF; estar entre las tres Comunidades con un tratamiento fiscal diferenciado para el mundo rural; y alcanzar el cuarto lugar en el índice de competitividad fiscal de toda España.

Así, se estima que las nuevas medidas tributarias junto con los beneficios ya vigentes supondrán un ahorro fiscal superior a 2.500 millones de euros para los ciudadanos de Castilla y León.

Para seguir manteniendo las buenas prácticas en la gestión de los servicios público se garantizará que, al menos, el 80 por ciento de los recursos no financieros sobre los que hay capacidad de decisión se dediquen a sanidad, educación y servicios sociales: se impulsará la actividad estadística pública, se continuará avanzando en la senda de reducción del endeudamiento de la Comunidad en términos de PIB; y se mantendrá el periodo medio de pago de facturas.

Por último se ha referido a la apuesta por la modernización y transformación digital, la Junta continuará mejorando la calidad y eficacia de la Administración Tributaria autonómica digitalizando todos los procesos y avanzando en la modernización del sistema informático de contratación administrativa con el fin de dar el mejor servicio a los ciudadanos de la Comunidad.