Unas delegaciones territoriales más ágiles y eficaces para la ciudadanía

El consejero Jesús Julio Carnero anuncia nuevas mejoras en materia de coordinación, información e imagen

El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, preside la Comisión General de Coordinación Territorial en Ponferrada
El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, preside la Comisión General de Coordinación Territorial en Ponferrada FOTO: César Sánchez/Ical Agencia ICAL

La Junta trabaja ya en un Plan de Transformación de las Delegaciones Territoriales con lo que persigue que la Administración pueda atender de forma más ágil y eficaz a los ciudadanos de Castilla y León. Un proyecto liderado desde la Consejería de la Presidencia, y que «tiene la pretensión de fomentar la cohesión territorial, que los castellanos y leoneses sientan próxima a la Administración autonómica, y que sus necesidades sean atendidas de una forma ágil y eficaz», como señalaba el consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero, durante la celebración de la Comisión General de Coordinación con todos los delegados en Ponferrada.

Un encuentro que se ha realizado en el estadio de El Toralín, sede de la SD Ponferradina, que este año cumple cien años de andadura y a la que el consejero ha querido dar «la enhorabuena al club berciano».

Y es que estas reuniones de trabajo se desarrollarán en diferentes puntos de la Comunidad con el fin de buscar la mejor coordinación con los representantes de las nueve provincias, al ser los que mejor conocer las necesidades de sus paisanos, y redundando en una mayor eficacia en las políticas de la Junta.

El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero (I), junto al presidente de la SD Ponferradina SAD, José Fernández Nieto (D), al finalizar la Comisión General de Coordinación Territorial en Ponferrada
El consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero (I), junto al presidente de la SD Ponferradina SAD, José Fernández Nieto (D), al finalizar la Comisión General de Coordinación Territorial en Ponferrada FOTO: César Sánchez/Ical Agencia ICAL

Serán seis los grandes ejes de acción según desgranaba Carnero. Aparte de la coordinación ya comentada se mejorarán las estructuras actuales y se racionalizarán los recursos, con modelos organizativos innovadores, la posibilidad de compartir unidades comunes o hacer que los puestos de trabajo sean más atractivos, facilitando tanto la cobertura como la permanencia.

Dentro del tercer eje que tiene que ver con la atención al ciudadano y la mejora de la calidad de los servicios. Carnero reconoce que se hace necesario cerrar la «brecha digital» que existe en la actualidad. Por ello se pondrán en marcha la reordenación de la cita previa, un seguimiento estrecho del sistema de quejas y sugerencias así como un Plan de Expansión Rural del 012.

Asimismo se va a trabajar en la formación y sensibilización a los empleados públicos sobre la importancia de este derecho para el fortalecimiento de la democracia y las instituciones.

Y los dos últimos ejes tienen que ver con la digitalización, con la implantación de una carta de servicios electrónicos y el refuerzo del uso de herramientas informáticas; y reforzar la imagen con la modernidad por bandera y con el objeto de superar las barreras de acceso a personas con discapacidad.