Tamaral: un cuarto de siglo de culto a la tierra y amor por el vino

La bodega peñafielense del matrimonio Ricardo Santiago y Carmen Torío mira al futuro con un proyecto ilusionante y sólido que apuesta por la calidad

Foto de familia del matrimonio fundador de Tamaral, Ricardo Santiago y Carmen Torío con las autoridades, como Óscar Puente, Conrado Íscar, Enrique Pascual o Roberto Díez, durante el acto por el 25 aniversario de la bodega
Foto de familia del matrimonio fundador de Tamaral, Ricardo Santiago y Carmen Torío con las autoridades, como Óscar Puente, Conrado Íscar, Enrique Pascual o Roberto Díez, durante el acto por el 25 aniversario de la bodega FOTO: Rodrigo Ortega La Razón

Han pasado 25 años ya desde que Bodegas y Viñedos Tamaral comenzara su andadura en la Ribera del Duero vallisoletana. Y más en concreto en la Milla de Oro, junto a la necrópolis del yacimiento vacceo de Pintia, en el término de Padilla de Duero -lugar donde se encontró la primera referencia vinícola de la región-, y con el castillo de Peñafiel al fondo, abrazando y protegiendo los viñedos de este aún joven proyecto vitivinícola liderado por el matrimonio zamorano de Benavante formado por Ricardo Santiago y Carmen Torío junto a sus seis hijos.

Un proyecto puro donde les haya, arraigado y apegado al terreno, que mira al futuro con ilusiones renovadas tras su última ampliación y reforma y la que se avecina en los próximos años para dotar de amplitud y mejoras, especialmente en la zona de selección de la uva.

Lo que sí que descartan, al menos de momento, es el enoturismo y abrir la bodega a los turistas, aunque sí que realizan visitas de tipo comercial a gente del sector.

La bodega peñafielense, que ha contado en los últimos años con más de medio millón de euros de ayudas del Gobierno regional para coger el impulso necesario y abrirse paso en este mundo tan competitivo, tiene claro lo que ha querido y quiere hacer: un proyecto sólido en lo enológico, prudencia en el mercado y humildad en el saber hacer.

“Apostamos por el viñedo y por las uvas de calidad y también por la innovación con el objetivo de elaborar vinos al más alto nivel, respetuosos con el medio ambiente y cien por cien ecológicos”, destaca a LA RAZÓN Sergio Ochoa, director general de Bodegas y Viñedos Tamaral, quien confirma un nuevo plan a cuatro años vista con nuevas inversiones que superarán los 4 millones de euros invertido en el último lustro, para dar otro impulso a la bodega y colocarla en la punta de lanza de la Ribera del Duero, de la mano de un buen viñedo, mejores vinos y buenos socios para crecer.

Conrado Íscar, Roberto Díez o Enrique Pascual junto a Ricardo Santiago, fundador de Tamaral, durante la visita a la bodega
Conrado Íscar, Roberto Díez o Enrique Pascual junto a Ricardo Santiago, fundador de Tamaral, durante la visita a la bodega FOTO: Dip. Valladolid La Razón

También apuestan por la formación continua de los trabajadores y de los socios por ser quienes llevan el nombre de la bodega por todo el mundo explicando sus bondades al consumidor final.

De cara a corto plazo, Sergio Ochoa avanza que en unos días lanzarán al mercado su vino Tamaral 25 aniversario, con catorce meses en barrica de roble francés, como homenaje a estas más de dos décadas elaborando vino y mimando el terruño.

Bodegas y Viñedos Tamaral tiene en estos momentos capacidad para almacenar 500.000 botellas y aunque su producción es limitada, según apuntan desde la bodega, están presentes en todo el territorio nacional y en más de treinta países de todo el mundo. Entre las últimas novedades, destaca la apuesta de bodega por los depósitos de hormigón para la fermentación del vino, de tres mil litros de capacidad, así como por los tinos de madera, “que están dando unos resultados excepcionales”, según explica a este periódico María García, directora técnica de Bodegas y Viñedos Tamaral.

María García, directora técnica de Tamaral explica los entresijos de la bodega a las autoridades presentes
María García, directora técnica de Tamaral explica los entresijos de la bodega a las autoridades presentes FOTO: Dip. Valladolid La Razón

En Bodegas Tamaral elaboran el cien por cien de nuestra producción con uva tempranillo, de diferentes parcelas y condiciones y determinan al detalle las parcelas de las que obtiene la uva para cada uno de los vinos, y que afecta hasta cuatro términos municipales como Peñafiel, Pesquera de Duero, Padilla de Duero y Castrillo de Duero ,donde se busca más la calidad que la cantidad.

Cuenta Sergio Ochoa que han reconvertido la totalidad de sus 64 hectáreas de viñedos en propiedad de más de 40 años de antigüedad y situadas a 900 metros de altitud y las 54 hectáreas más controladas de viñedo viejo. Elaboran los vinos con uva tempranillo al cien por cien, mientras que la vendimia es manual en cajas de 16 kilos.

La historia de Tamaral está íntimamente ligada a la zona del río Órbigo, en Benavente (Zamora), donde Don Ricardo de Santiago es oriundo. De hecho, la palabra Tamaral proviene de aquí, de la zona donde hay un soto poblado de fresnos en la ribera del río. A ese lugar lo llaman El Tamaral. El año de su fundación tuvo lugar la primera cosecha de Tamaral, pese a que se empezaron a cultivar en la década de los 90. El comienzo de una vida dedicada al vino.

Los ideales de Tamaral cubren todo el proceso: desde la logística hasta los socios comerciales, llevando a la marca a la excelencia en la elaboración y la presentación del producto final, según informan en la web.

Los fundadores Ricardo de Santiago y Carmen Torío junto a sus hijos, y las autoridades, con Conrado Íscar, óscar Puente, Roberto Díez o Enrique Pascual, entre otros
Los fundadores Ricardo de Santiago y Carmen Torío junto a sus hijos, y las autoridades, con Conrado Íscar, óscar Puente, Roberto Díez o Enrique Pascual, entre otros FOTO: Tamaral La Razón

“Es un día entrañable, porque hace 25 años que fundamos la bodega”, destacaba el fundador de la bodega, Ricardo Santiago, mientras recordaba que la familia siempre se dedicó al sector textil pero que llegó un momento que había que diversificar el negocio y entonces decidieron apostar por el vino y la Ribera de Duero, “que era la referencia”.

Santiago recordaba que inicialmente afrontó el 50 por ciento del proyecto de forma personal y el resto, con diez socios, pero que a día de hoy todo el capital de la bodega está en manos de la familia. Un proyecto del que se siente orgulloso y al que augura “un futuro esplendoroso”.

Al acto de este 25 aniversario de la bodega asistieron el viceconsejero Juan Pedro Medina; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar; el alcalde de Peñafiel, Roberto Díez; Enrique Pascual, presidente de la D.O. Ribera de Duero; y bodegueros como Carlos Villar, director general de Bodegas Protos, entre otros.

Medina, en representación de la Junta, aseguraba que el de hoy “es un día de fiesta” por un proyecto familiar que ilusiona y en el que están detrás varias generaciones de viticultores y bodegueros. Medina destacaba la viveza del vino desde que se cultiva la vid hasta que sale de la botella y se bebe, y ponía en valor el buen hacer de la bodega Tamaral por su adaptarse y evolucionar hacia lo que demanda el mercado.

Además, se felicitaba de que poco a poco el sector se está recuperando y las ventas siguen creciendo aunque lejos de los niveles prepandemia, ya que el déficit al respecto es aún del 10 por ciento. Si bien, el viceconsejero destacaba que en los últimos meses el consumo de vino ha crecido un 6 por ciento.

Viñedos en propiedad de Bodegas Tamaral
Viñedos en propiedad de Bodegas Tamaral FOTO: Bodegas Tamaral La Razón

Durante el pasado año, Bodegas y Viñedos Tamaral ha conseguido un crecimiento de un 40 por ciento en la facturación respecto al 2020, y un 17 por ciento en relación al 2019, antes de la pandemia. Para este año, prevén seguir con un crecimiento en torno a los dos dígitos.

Tamaral Rosado, de Ribera de Duero; Tamaral Roble, Crianza, Reserva y Gran Reserva; y los vinos de Finca La Mira, Finca Velia y Finca Padilla, todos de la DO ribereña, son los vinos que elaboran en Tamaral, cuyo Grupo Vinícola está presente en Galicia, Rueda y Rioja también con La Carmina, albariño de la D.O. Rías Baixas, Tamaral Verdejo, de la D.O. Rueda; e Hilván, de la D.O. Rioja.