Al menos 35 millones para ayudar a los afectados por el incendio de Zamora

La Junta pone en marcha un plan de recuperación económica y ambiental que, según Mañueco, atenderá directamente a los sectores más golpeados de la Sierra de la Culebra

Vista general de la superficie calcinada en el incendio forestal de la reserva de la Sierra de la Culebra
Vista general de la superficie calcinada en el incendio forestal de la reserva de la Sierra de la Culebra FOTO: Brais Lorenzo EFE

El pasado domingo, una vez que se estabilizaba el fuego, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, anunciaba que la Junta no dejará atrás a los vecinos de la zamorana sierra de la Culebra y que les ayudará a superar la tragedia natural que han sufrido con un fuego que ha arrasado más de 30.000 hectáreas.

Y este jueves, durante el Consejo de Gobierno, la Junta ha anunciado la puesta en marcha inminente de un Plan de Recuperación Económica y Ambiental, que estará dotado con un mínimo de 35 millones de euros, susceptibles de que se puedan aumentar en función de las necesidades y si hacen falta más recursos, que se dirigirán a ayudar a los vecinos de los trece municipios de la Sierra de la Culebra afectados por las llamas del que ha sido el incendio más devastador de este siglo en España y el peor de la historia de Castilla y León desde que hay registros.

El vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, era el encargado de anunciar este plan que, según decía, pone de manifiesto el “compromiso firme y decidido” del Gobierno de PP y Vox con las “necesidades reales” de los castellanos y leoneses para dar respuesta a la “tragedia económica y ambiental” de un incendio “del que se tienen pocos precedentes”, apuntaba.

García-Gallardo, además, destacaba que este plan se ha consensuado con la Diputación de Zamora, con los ayuntamientos afectados y con los agentes sociales y económicos.

Estos 35 millones de euros se sumarán a los dos millones anunciados ayer de manera urgente por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita a la zona afectada.

Así, habrá ayudas para la recuperación de hábitats y restauración de la vegetación. El plan estima la necesidad de repoblación de entre 2.000 y 3.000 hectáreas y de apoyo a la regeneración y clareos tempranos de unas 18.000 hectáreas. Igualmente, se protegerán los suelos y se reducirá la erosión además de mejorar la red viaria forestal.

El programa de actuaciones en este caso de la Consejería de Medio Ambiente incluye medidas de apoyo a la recuperación de especies silvestres amenazadas; para la suplementación alimentaria de poblaciones cinegéticas y otras de la Reserva Regional de Caza; para recuperar también pequeñas infraestructuras forestales y de uso público; o para la restauración de sotos de castaños, concretamente con actuaciones sobre 750 hectáreas por importe estimado de 750.000 euros.

También habrá ayudas a la ganadería extensiva y a la apicultura en Montes de Utilidad Pública (cercados, siembras, abrevaderos y otros); medidas de planificación de los aprovechamientos de madera y biomasa: actuaciones y el impulso de la concentración parcelaria forestal y reordenación de explotaciones forestales sobre 15.000 hectáreas, según informa la Junta.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se ha referido a este paquete de ayudas tras participar en Salamanca en un foro sobre el cerdo ibérico, donde aseguraba que este plan atenderá directamente a los sectores que han sido más golpeados por el incendio.

Asimismo, señalaba que este plan se ha elaborado bajo la experiencia del que se puso en marcha el pasado año para atender a los afectados por otro fuego de gran magnitud y nefastas consecuencias en la sierra de Gredos abulense, y afirmaba, convencido, de que con estas ayudas se va a conseguir compensar las pérdidas y reparar las infraestructuras perdidas.

Medidas económicas

El Gobierno regional destinará ayudas a fondo perdido de cinco mil euros euros como mínimo pero que podrían llegar a los cien mil euros para compensar el incremento en los costes económicos de los empresarios y autónomos de las localidades afectadas. Además, el ICE facilitará a través de su dirección territorial de Zamora la tramitación de dichas ayudas, así como de aquellas destinadas a reactivar la actividad empresarial de dicha comarca

Igualmente, el Plan incluye ayudas directas a la inversión productiva mediante complementos y puntuaciones adicionales con el objetivo de alcanzar el máximo porcentaje de apoyo previsto por la Unión Europea del 40 por ciento de la Inversión, y diversas líneas de financiación.

La primera de ellas, con un coste cero del préstamo, está dirigida a autónomos y microempresas con menos de 10 trabajadores para inversiones y capital circulante entre los 6.000 euros y los 300.000 euros por expediente con plazos de devolución entre los 12 y 84 meses con hasta dos años de carencia.

La segunda línea, ya disponible, se dirige a empresas con más de 10 empleados para dotar de capacidad de inversión y capital circulante para recuperar la actividad económica con cuantías del préstamo comprendidas entre los 6.000 y 700.000 euros por expediente. El plazo para estos préstamos será de un mínimo de 12 meses y hasta un máximo de 10 años con una carencia de 2 años. La bonificación total máxima será del 2,50%.

El plan incluye igualmente medidas medioambientales como el levantamiento de oficio del acotado de pastos en la zona afectada por los incendios: en cuanto se produzca la regeneración de pastos; la suspensión en el pago de tasas para aquellos cotos en los que no pueda practicarse el aprovechamiento cinegético; o el fomento de los aprovechamientos micológicos mediante la utilización de los mecanismos previstos en el Decreto 130/1999, de 17 de junio, mediante acotados y otras figuras.

En materia de abastecimiento de agua, habrá ayudas directas a la Diputación de Zamora con el objeto de financiar los gastos que se puedan generar para asegurar que llega el agua a las poblaciones afectadas, ya sea mediante cisternas, obras de reparación o de pequeñas dimensiones.

Igualmente, se repondrá la infraestructura hidráulica dañada por el incendio y, en materia de movilidad, se mejorará la señalización de las carreteras autonómicas afectadas por el incendio así como el firme de las carreteras que pueda haber sido afectado por el incendio.

Apoyo a los ganaderos

El Plan incluye asimismo la declaración de emergencia del abastecimiento alimentario de forraje y agua del ganado de las explotaciones ganaderas afectadas y el apoyo para el suministro de paja, forraje, disposición de bebederos y de agua a los ganaderos afectados. El consejero portavoz, Carlos Fernández Carriedo aseguraba que estas medidas “se mantendrán durante todo el tiempo que sea necesario, para que ningún animal se quede sin agua y comida”.

Igualmente, avanzaba la reconstrucción de cercados e infraestructuras agrarias y la ejecución de las obras necesarias para adecuar los caminos agrícolas afectados por el incendio que permitan un adecuado acceso a las zonas afectadas, así como los cercados necesarios para el manejo adecuado del ganado.

Además, se anticiparán las ayudas de la PAC a partir del 16 de octubre de este año y se distribuirán ayudas a fondo perdido para las industrias micológicas instaladas en la zona afectada., pero también para la reposición de la infraestructura apícolas dañadas por el incendio.

El Plan aumenta también la cuantía para ayudas de emergencia que gestiona la Diputación de Zamora destinadas a aquellas personas que lo precisen como consecuencia del incendio, e incluye una campaña de promoción turística de la comarca.

La recuperación de las rutas de senderismo y de BTT afectadas por el incendio, así como homologación de las mismas; la mejora de la señalización afectada y planificar actividades culturales, deportivas y artísticas forman parte también del paquete de medidas.

También habrá ayudas a fondo perdido para dotar de liquidez a los titulares de empresas turísticas establecidas en los municipios afectados por el incendio en la Sierra de la Culebra, para evitar las dificultades económicas que van a sufrir como consecuencia de la disminución drástica de su actividad; ayudas a fondo perdido para financiar la rehabilitación o reconstrucción de inmuebles de establecimientos y actividades turísticas afectados por el incendio; y ayudas a fondo perdido a las Entidades Locales para financiar los planes de mejora, desarrollo y modernización presentados por las entidades locales.

Además, se constituye en la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, una oficina específica para informar y ayudar a los afectados en relación a la ejecución del Plan.

Finalmente, Fernández Carriedo explicaba que la Junta reclamará también al Gobierno de España que proceda a la reparación de la Nacional 631 y a la realización de la Autovía A-11 en el tramo de Zamora a la frontera con Portugal.