Turismo

Gastronomía y vino para disfrutar del verano en Abadía Retuerta

Una de las principales novedades de este año es el primer Solete Guía Repsol que ha recibido su wine bar Calicata Terroir Bar

La bodega vallisoletana Abadia Retuerta Le Domaine
La bodega vallisoletana Abadia Retuerta Le DomaineNACHO GALLEGOfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@6d1771e5

Vivir un verano de ensueño y llevarse vivencias únicas que quedarán por siempre en la memoria es lo que propone el destino experiencial Abadía Retuerta. Este hotel 5* y bodega situado en pleno corazón del valle del Duero hará de las delicias de sus huéspedes, no solo por su impecable hospitalidad y fabulosos vinos, sino también por las experiencias únicas que brinda a quienes le eligen. Además, este año es muy especial, porque su hotel conmemora su décimo aniversario y porque, una vez más, ha recibido el premio Travellers’ Choice 2022 de TripAdvisor. Pero, aparte, su bodega ha sido reconocida con una Denominación de Origen Propia y su fabuloso wine bar al aire libre y con vistas al pinar y viñedos, Calicata Terroir Bar, ha obtenido su primer Solete Guía Repsol. Sin duda, cuatro motivos más para conocer este destino experiencial y sacarle todo el partido al verano.

Un aclamado diseño

La historia y el arte, además de la luminosidad y amplitud de sus treinta exclusivas habitaciones caracterizan al hotel LeDomaine de Abadía Retuerta. Un diseño que mantiene y magnifica los espacios originales que, en su día, le otorgaron los monjes que lo habitaban. Porque este hotel se erige sobre el imponente Monasterio de Santa María de Retuerta, datado en el siglo XII.

A su historia, se suman las más de 170 piezas de arte clásico que recoge y que cuelgan sobre las paredes del emblemático edificio. Se pueden apreciar desde bargueños, cuadros y tapices del siglo XVII hasta una incipiente colección de arte contemporáneo con obras del artista Eduardo Chillida, Jeppe Hein y de los talentosos artistas más noveles Miguel de Marina y Marina González Guerreiro. Todos ellas casan a la perfección ofreciendo al huésped una atmósfera perfecta, relajada y refinada, y que se pueden conocer en detalle en la experiencia Convivir con el Arte que propone este destino.

Una gastronomía de altura

Por si fuera poco, cuenta con cuatro espacios gastronómicos donde es posible disfrutar de un viaje sensorial por la tierra de Castilla y León. Su restaurante más emblemático, Refectorio, con una estrella Michelin, estrella verde y dos Soles Repsol, propone al comensal un recorrido por los productos más significativos de la tierra en la que se enclava. Elaboraciones de verdadero placer y que permiten al huésped seguir coleccionando grandes momentos.

También durante la temporada estival, su Jardín del Claustro acoge las cenas del restaurante Vinoteca. Una singular y mágica propuesta a la luz de las velas que no deja indiferente a nadie. Y su Pool Bar, un oasis natural ubicado junto a su magnífica piscina exterior con vistas al viñedo, estrena nueva carta. Entre las novedades se encuentran un ceviche de lubina con aguacate, un poke de trucha marinada y quinoa o un pincho marinado en una brasa de sarmientos. Todo ello acompañado de los vinos de la propia bodega o de diversas etiquetas nacionales e internacionales y, cómo no, de refrescantes combinados y cócteles.

En los fines de semana, su fabulosa terraza al aire libre rodeada de pinares y viñedo ubicada en la bodega, Calicata Terroir Bar, sorprende con el sabor local y de la propia huerta. Platos como una burrata de Portillo con tomates cherry y menta o su hummus de alubia blanca y calabaza auguran una experiencia foodie única. Además, esta icónica terraza está de celebración, la propia Guía Repsol le ha concedido su primer Solete Repsol, reconociéndola como una parada imprescindible en el camino de quienes buscan un espacio ideal para ponerle sabor al verano.

Y qué decir de su maravilloso Jardín de Hospedería que, como novedad para este año, y a partir de julio, guarda en su interior una fabulosa terraza para disfrutar de las noches de verano a luz de las estrellas y de cocteles de autor. La guinda al ambiente la pone su experiencia estelar, con la que el huésped podrá observar el imponente cielo del valle del Duero a través de un telescopio.

Pero si lo que se busca también es descubrir esa materia prima que se degusta en cada restaurante, Abadía Retuerta ha diseñado la experiencia El Huerto de los Monjes, con la que uno puede convertirse en hortelano y recolectar los productos de temporada.