Revientan una misa en un pueblo de Segovia porque el párroco no permitió un concierto dentro de la iglesia

El religioso tuvo que llamar a la Guardia Civil porque no podía celebrar la eucaristía con normalidad debido a una multitudinaria cacerolada a las puertas del templo

Cacerolada de los vecinos de Fuentesaúco de Fuentidueña, en Segovia, contra el párroco de la iglesia, por no permitir el concierto de la orquesta
Cacerolada de los vecinos de Fuentesaúco de Fuentidueña, en Segovia, contra el párroco de la iglesia, por no permitir el concierto de la orquesta FOTO: La Razón La Razón

Los vecinos de la pequeña localidad segoviana de Fuentesaúco de Fuentidueña, de apenas 250 habitantes, reventaron el pasado domingo la misa que se estaba celebrando en la iglesia parroquial de Santo Domingo de Silos del municipio, mediante una cacerolada a las puertas del templo, para protestar contra el párroco porque este había prohibido la celebración de un concierto de la Orquesta de Pulso y Púa en el interior de la iglesia al considerar que no se trata de un espectáculo de música sacra y que se atenta contra la libertad religiosa y la libertad de culto garantizado por la Constitución Española

El religioso tuvo incluso que llamar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en concreto a la Guardia Civil, para poder desarrollar la eucaristía con normalidad y para evitar que la cosa pudiera ir a a más.

La propia Diócesis de Segovia ha salido en defensa del párroco y de su decisión, exhortando al pueblo cristiano a defender sus derechos” ante lo que ha considerado una intromisión en el ámbito de libertad propio de la Iglesia y la dificultad de poder llevar a cabo un desarrollo digno y pacífico del culto.

Además, desde el obispado apuntan que la ‘cacerolada’ carecía de autorización legal y recuerdan que según las normas de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal Española, en los templos parroquiales e iglesias sólo está permitido organizar, en contextos de oración y meditación, audiciones de música sacra, dado el carácter sagrado del templo. Por ello, se requiere siempre el visto bueno de la autoridad eclesiástica para permitir los programas que deben ser presentados con tiempo suficiente para su aprobación.

Además, el programa de la XXXVII semana cultural de Fuentesaúco de Fuentidueña, organizada por la asociación cultural “Grupos activos”, anunciaba para su último día, ayer domingo, la participación de un coro rociero en la misa de la una y cuarto de la tarde en el templo, antes del concierto de la noche, aunque el coro no se presentó finalmente.

Vecinos de Fuentesaúco de Fuentidueña, en Segovia, junto a la iglesia durante la cacerolada
Vecinos de Fuentesaúco de Fuentidueña, en Segovia, junto a la iglesia durante la cacerolada FOTO: Ignacio Montalvillo La Razón

Concentración espontánea

Desde la Asociación cultural ‘Grupos Activos’ del municipio se desmarcan de los hechos y aseguran en declaraciones a Radio Segovia que fue una concentración espontánea de vecinos molestos porque no se hubiera podido celebrar el concierto.

Además, han pedido al Obispado de Segovia dialogar con la persona que se determine, para alcanzar un consenso y que la orquesta de pulso y púa del municipio ‘Tres Olmas’ pueda volver a tocar en la iglesia “como sucedió en 2019 y 2021″.

Desde la Asociación explican que, a diferencia de lo que ocurrió en estos dos años anteriores, se les comunicó el viernes por la tarde que no tenían autorización para que la orquesta del pueblo actuara el domingo por la tarde, lo que causó malestar y enfado entre los vecinos.