Universidad

La UEMC concede su primer Honoris Causa

Se trata de la reconocida experta internacional en robótica Elena García Armada

El rector de la UEMC y el consejero delegado concen de primera mano el trabajo de la doctora García Armada en Marsi Bionics
El rector de la UEMC y el consejero delegado concen de primera mano el trabajo de la doctora García Armada en Marsi BionicsUEMCfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@4fafd5d4

La Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid, coincidiendo con la celebración del XX Aniversario de su fundación, concederá su primer Doctorado Honoris Causa a Elena García Armada, considerada uno de los diez científicos más destacados de España y una de las treinta mujeres más influyentes del planeta en el ámbito de la robótica.

Se trata de la más alta dignidad académica de la Universidad, que ha querido otorgar a la Doctora García Armada este reconocimiento por su sobresaliente trayectoria científica y técnica aplicando el conocimiento y la ingeniería para mejorar la calidad de vida de millones de niños que sufren enfermedades neuromusculares y parálisis cerebrales.

La ceremonia de investidura de este doctorado tendrá lugar el 10 de febrero, víspera del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, y se erigirá como el acto central de este vigésimo aniversario.

El rector de la UEMC, David García López, y el Consejero Delegado, Jesús Zarzuela Mateos, acompañados por la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Eloísa del Pino Matute, han podido conocer de primera mano el trabajo de la doctora García Armada durante una visita institucional y una demostración de su trabajo en Marsi Bionics y el Centro de Automática y Robótica, centro mixto del CSIC y la UPM, donde se ubica su laboratorio de investigación clínica. Gracias a Jorge, un niño de 12 años con parálisis cerebral, pudieron conocer la importante esperanza que supone el exoesqueleto diseñado por la doctora García Armada en atención a la discapacidad en la infancia.

Un exoesqueleto pionero

García Armada está considerada una de las treinta mujeres más influyentes del planeta en el ámbito de la robótica. Es la creadora del primer exoesqueleto pediátrico del mundo, una estructura que se adapta al cuerpo de los menores con enfermedades neuromusculares para ponerlos en situación de bipedestación y marcha. Se trata de un dispositivo pionero en el ámbito internacional que facilita la movilidad de los niños en silla de ruedas durante las sesiones de rehabilitación y reduce las complicaciones médicas como la degradación muscular y las deformidades de la columna vertebral.

El exoesqueleto pediátrico, desarrollado con tecnología 100% española, ofrece además esperanza a muchos niños que han estado aguardando nuevas posibilidades de tratamiento mejorando su bienestar mental, sus habilidades cognitivas, su motivación y la autoestima hasta tal punto que repercute en la efectividad de la neurorrehabilitación.

Los trabajos de esta Ingeniera Industrial y Doctora en Robótica han dado lugar a 8 patentes y 118 publicaciones científicas. Su impacto investigador ha sido distinguido con 50 premios entregados por instituciones internacionales de prestigio entre las que destacan el Premio al Inventor Europeo o la Medalla de Oro de la Cruz Roja.

Mediante la concesión de este primer Doctorado Honoris Causa, la UEMC quiere reconocer la decisiva contribución de García Armada en el ámbito científico, profesional y social, así como la dedicación de una parte de su actividad a la transferencia de conocimiento en el ámbito de la robótica andante aplicada a pacientes pediátricos.

Emprendedora, investigadora y referente social

Otorgar a Elena García Armada el primer Doctorado Honoris Causa de la Universidad Europea Miguel de Cervantes responde a varias razones ligadas íntimamente a la propia institución, como es la vinculación de su área de investigación clínica aplicada a la creación de exoesqueletos con varias titulaciones implementadas en la Facultad de Ciencias de la Salud entre las que destacan Fisioterapia, Terapia Ocupacional o Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, así como el Doctorado en Investigación en Actividad Física y Salud en Poblaciones Especiales y el Máster Universitario en Valoración y Atención a las Personas con Discapacidad Física.

Asimismo, la Doctora García Armada es un ejemplo de emprendimiento en el sector de la innovación tecnológica para afrontar terapias de rehabilitación en niños y adultos que sufren enfermedades neurológicas, mejorando sus habilidades físicas, mentales y sociales. Además, es destacable su dedicación a la transferencia de conocimiento volcando toda su investigación previa en robótica en el exitoso proyecto Marsi Bionics, una empresa de base tecnológica que ha generado una cadena de valor social con un impacto altamente positivo entre colectivos especialmente vulnerables. O la gran repercusión social de su trabajo a favor de la inclusión real y efectiva de las personas con discapacidad.

La doctorada se ha convertido en un referente en la lucha contra la brecha de género, motivando e interesando a niñas y adolescentes en vocaciones STEM. No es casualidad que, bajo la máxima de garantizar la igualdad real entre mujeres y hombres en el seno de la UEMC, el primer Honoris Causa de la Universidad recaiga en una mujer. La intención no es otra que dar visibilidad a un colectivo que representa apenas el 5,7 por ciento de los doctores con este reconocimiento en los campus españoles.