Automoción

Radiografía de los coches "ecológicos" y su conductores en España

Al inicio de este año había en Castilla y León 4.922 turismos híbridos enchufables y eléctricos, los que tienen la etiqueta cero

Coche eleéctrico
Coche eleéctricolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1fa472f4

Castilla y León se sitúa a la cola en cuanto a coches que emplean motores eléctricos o híbridos, con el 2,53 por ciento del todo parque automovilístico, solo por detrás de Extremadura (1,70 por ciento), y Castilla-La Mancha (2,31 por ciento). La cantidad de coches ecológicos, que comprenden principalmente los de motorización híbrida y eléctrica, aumentó a nivel nacional un 18,9 por ciento respecto a 2021. Su crecimiento contrasta con el alza del 2,81 por ciento de los que emplean un motor de gasolina y el estancamiento de los vehículos diésel.

En consecuencia, los turismos de motorización alternativa han elevado su presencia en España y representan ya el 4,64 por ciento del parque asegurado nacional, casi un punto porcentual más que hace un año, según un estudio de Unespa, la patronal de las aseguradoras, recogido por Ical.

Por tipo de motorización, a cierre de 2022 había en Castilla y León 4.922 turismos con la etiqueta cero -híbridos enchufables y eléctricos-, mientras que 34.096 portaban el distintivo ‘eco’ -motores de gas o híbridos-. Por su parte, en el conjunto de España se contabilizaban un total de 820.788 turismos híbridos, 183.961 eléctricos puros, 161.855 que se movían con gas licuado y 8.724 que se impulsaban por otros medios.

En términos absolutos, la mayor parte de los coches ecológicos son conducidos por personas de mediana edad (entre 31 y 65 años). En términos relativos este tipo de vehículos tiene un peso mayor entre los jóvenes -es decir, entre los conductores de entre 18 y 30 años-, al representar el 5,61 por ciento del total de coches conducidos por ellos.

Un análisis del reparto de los vehículos tomando como referencia el sexo del conductor revela que el coche ecológico no se diferencia mucho del de motor de combustión.

Las mujeres son titulares del 25,28 por ciento de las pólizas de turismos ecológicos, mientras su presencia como propietarias de coches con motor de gasolina o de diésel es del 28,62 por ciento y del 26,87 por ciento, respectivamente. Estas cifras, según se indica en el estudio de Unespa, no deben confundirse con las que puedan difundir otras fuentes, como la Dirección General de Tráfico (DGT), sobre personas con carnet de conducir, pues la condición de titular del seguro presupone que esa persona es la conductora habitual del vehículo asegurado, pero no implica que sea la única que lo emplea.

Una panorámica territorial muestra cómo los vehículos con motorización eléctrica tienen una presencia especialmente destacada en la Comunidad de Madrid, donde representan el 8,5 por ciento del parque móvil autonómico, seguida de Cataluña (5,12 por ciento) e Islas Baleares (4,55 por ciento).

Por provincias, Burgos se sitúa a la cabeza con un 3,09 por ciento de motores ‘limpios’ (5.985), por delante de Valladolid con un 2,99 por ciento (10.368). En el extremo opuesto aparece Soria con un 1,73 por ciento (1.210), seguida de Zamora, con un 1,88 por ciento (2.094). Por encima del 2 por ciento se sitúan Palencia (2.276), Ávila (2.314), Segovia (2.595), Salamanca (4.690) y León (7.486).

Nivel de renta

Entre los municipios de más de 75.000 habitantes, destaca la presencia de las motorizaciones alternativas en localidades de la periferia de Madrid y Barcelona, así como en las propias ciudades. Por este motivo, el estudio indica que el motor eléctrico se está implantando antes en localidades de renta superior a la media nacional. Sobre todo, si se encuentran ubicadas en la periferia de una gran ciudad. Sus propietarios suelen ser personas en activo, que realizan trayectos de ida y vuelta de varias decenas de kilómetros cada día. Estos conductores optan por un vehículo ecológico para rebajar el coste de sus desplazamientos y aprovechar las ventajas que, a la hora de aparcar, han dispuesto los ayuntamientos de Madrid y Barcelona para estos coches.

Los datos recabados por el estudio desvelan que el Grupo Toyota sigue acaparando la mitad del parque móvil electrificado español. Su enseña Toyota luce en el 42,53 por ciento de los vehículos con motor alternativo en España, a lo que se puede sumar la cuota de su otra filial: Lexus (7,77 por ciento).

Por detrás, aparecen varios grupos asiáticos y europeos. El conglomerado surcoreano Kia Motors (11,32 por ciento) está presente a través de Kia y Hyundai. Le sigue Renault-Nissan (9,74 por ciento), propietario de Dacia, Renault, Mitsubishi, Nissan e Infiniti. Luego aparece Stellantis (8,01 por ciento), matriz de Opel, Peugeot, Fiat, Citröen, Jeep, DS y Alfa Romeo. El pelotón de fabricantes lo cierra Volkswagen (5,17 por ciento), propietario de SEAT, Volkswagen, Audi, Porsche, Škoda, Cupra y Suzuki.