Un bus turístico nocturno y más iluminación navideña intentarán propulsar el comercio de proximidad

El Ayuntamiento quiere “normalidad” después de una semanas convulsas en Barcelona

Barcelona estrena bolardos el mismo día que enciende las luces de Navidad e ilumina fuentes para pedir la liberación de los «presos políticos».
Barcelona estrena bolardos el mismo día que enciende las luces de Navidad e ilumina fuentes para pedir la liberación de los «presos políticos».

Empieza ya la campaña de Navidad, según anunciaron ayer los tenientes de alcalde Jaume Collboni y Joan Subirats. Aseguraron que las apuestas para este año son reforzar el comercio de proximidad, iluminar más las calles, más actividades y un nuevo bus turístico que hará un recorrido por las zonas iluminadas de la ciudad. Son las principales novedades de este año, anunciaron los cargos del Consistorio.

El bus turístico nocturno permitirá ver el alumbrado navideño de las principales calles comerciales y la feria de Navidad del Porte Vell, con motivo de su 150 aniversario. Además de Collboni y Subirats, también presentó la campaña de Navidad la concejal de Comercio, Mercados, Consumo y Régimen Interior y Hacienda, Montserrat Ballarín. «Nos vamos a centrar en la magia», dijeron. De hecho, el lema de la campaña de comunicación es «Bienvenida la magia». Collboni aseguró que «en estas Navidades Barcelona brillará algo más, por las luces, por las actividades culturales y por la dinamización comercial».

Explicó que el Consistorio quiere «enviar una señal de que el centro de Barcelona va a estar absolutamente operativo con una oferta no solo comercial». Por eso financia «al 100 por cien» el alumbrado navideño de nuevos espacios en las zonas más afectadas por las protestas de grupos independentistas radicales en las últimas semanas, pese a que se han calmado. Insistieron en que se trata de un «apoyo al comercio».

El teniente de alcalde explicó que el Consistorio quiere «enviar una señal de que el centro de Barcelona va a estar absolutamente operativo con una oferta no solo comercial». Por eso financia «al 100 por cien» el alumbrado navideño de nuevos espacios en las zonas más afectadas por las protestas de grupos independentistas radicales en las últimas semanas, pese a que se han calmado. Insistieron en que se trata de un «apoyo al comercio».

En intento de aparentar normalidad tras los conflictos de las últimas semanas, Collboni quiso dejar un mensaje de normalidad, al comentar que «el comercio de proximidad, el barrio, será el gran protagonista de esta campaña», que empieza mañana, y que tiene como uno de sus principales objetivos incentivar el consumo de los vecinos». Quiso dejar a entender que el centro de la ciudad está plenamente operativo, teniendo en cuenta la calma total de los últimos días.

En este sentido, y sobre si se han tomado medidas ante la posibilidad de que, coincidiendo con las fiestas navideñas, y también con el aplazado partido de la Liga entre el FC Barcelona y el Real Madrid, que se jugará el 18 de diciembre en el Camp Nou, Collboni aseguró que esperan «normalidad y máxima convivencia», además de respeto al espacio público».

Sobre la feria del Port Vell, por motivo del 150 aniversario del Puerto de Barcelona, destaca el espectáculo inaugural a cargo de la Fura dels Baus, y una noria de más de 20 metros, que ya está instalada al final de la Rambla.

Por su parte, Subirats destacó la campaña de comunicación del Consistorio que, con el lema de «Bienvenida la Magia», rememora las tradicionales felicitaciones de las personas que ejercían oficios como el de sereno y que en Navidad entregaban una felicitación a los vecinos a cambio de una aguinaldo, una propina.

El Consistorio recuperará ahora esta tradición, pero con personajes de oficios fantásticos, algunos de los cuales estarán representados por actores que recorrerán la ciudad disfrazados. El encendido de luces está previsto para mañana, según el Ayuntamiento.