Torra avisa a ERC de que la “autodeterminación” es la única solución y pide evitar “engañarnos a nosotros mismos”

El president asegura que “no permitirá” que una “junta política” le suplante en el mensaje oficial de Fin de Año

Pese a no referirse explícitamente al posible desbloqueo inminente del acuerdo entre el PSOE y ERC por la investidura de Pedro Sánchez, Quim Torra sí que ha mandado varios dardos velados a los republicanos, sus socios en el Govern, en el tradicional mensaje navideño que el presidnet ofrece para Fin de Año. Tras reivindicar su “disposición absoluta al diálogo”, Torra ha advertido que “sin un compromiso para dar la palabra a la ciudadanía sobre el futuro político de Cataluña no hay diálogo honesto, sino una voluntad de tapar agujeros con remiendos caducos” en un discruso emitido esta noche por TV3.

Y ha ido más allá cuando ha avisado de que “no hay ninguna solución real” que no implique “reconocer el derecho a la autodeterminación y su ejercicio”, refiriéndose de nuevo a un referéndum de independencia, una de las condiciones que el president y JxCat ponen sobre la mesa para negociar con el PSOE. “No podemos volver a caer en la trampa de engañarnos a nosotros mismos”, ha asegurado en clara alusión a ERC, partido al que no ha mentado en ninguna ocasión.

Torra, en cambio, sí se ha referido directamente a Oriol Junqueras, de quien ha pedido su “libertad inmediata” tras la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ha exigido “la nulidad del juicio del procés”. “El Estado infringe la sentencia” europea, ha lanzado horas después de conocerse el posicionamiento de la Abogacía del Estado al respecto y el preceptivo informe al Supremo.

De hecho, el president ha basado gran parte de su discurso en cargar contra el Estado y ha hecho un balance de 2019 centrado en el juicio del “procés”, “una auténtica farsa jurídica”, según sus palabras. “Los catalanes hemos vivido en una democracia secuestrada”, “hemos constatado con más evidencias que nunca la cara autoritaria del Estado español”, ha cargado para clamar también contra “el encarcelamiento de personas vinculadas al independentismo sin pruebas y con interrogatorios que hemos exigido saber en qué condiciones se han producido”.

Coquetea con la desobediencia ante su inhabilitación

Quim Torra ha aprovechado el discurso navideño desde el Palau para referirse a su hipotética “inhabilitación exprés” por parte de la Junta Electoral Central de este mismo viernes y ha vuelto a coquetear con la desobediencia lanzando un nuevo desafío: “No permitiré ni aceptaré que un tribunal –y aún menos una junta política- suplante la soberanía de los catalanes”.

El dirigente de JxCat, sin embargo, no ha especificado cómo piensa burlar su inhabilitación y se ha limitado a recordar al “Estado español” que “los presidentes los nombra y los cesa el Parlament”. “Es decir, los únicos representantes legítimos de la ciudadanía”. Un mensaje, con una fuerte carga retórica, eso sí, que sigue la línea de la declaración institucional que pronunció el president cuando se conoció su inhabilitación por parte del TSJC y en el que vuelve a amagar con que el Parlament rechace su condena por desobediencia cuando sea firme.

“No han querido inhabilitarme a mí. Con esta sentencia, que ya estaba escrita cuando empezó el proceso judicial, quieren inhabilitar el presidente de Cataluña”, ha insistido “institucionalizando” el juicio por no descolgar las pancartas y los lazos amarillos del balcón de la Generalitat en periodo electoral e insistiendo en la idea de “judicialización de la política” hacia el independentismo.