El PSC y los independentistas salvan los presupuestos de Colau

La inversión municipal alcanzarás cifras récord por encima de los 600 millones

-FOTODELDIA- GRAFCAT9891. BARCELONA, 20/01/2020.- La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (2i), de BComú; el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni (i), del PSC; y los líderes municipales de ERC, Ernest Maragall (2d), y de JxCAT, Elsa Artadi (d), durante la presentación del acuerdo político del presupuesto para 2020 del Ayuntamiento de Barcelona, un presupuesto histórico tanto por su importe, ya que supera los 3.000 millones de euros, como por el consenso que lo acompaña, con 33 de los 41 concejales de la ciudad. EFE/Quique GarcíaQuique GarcíaEFE

El presupuesto del Ayuntamiento de Barcelona de 2020 será de 3.033 millones, según las cuentas a las que ayer miércoles debía dar el visto bueno la comisión de Economía, pero que finalmente se aplazó por el trágico fallecimiento de un trabajador municipal.

La comisión se convocará de nuevo antes del pleno del próximo 31 de enero en el que las cuentas se aprobarán definitivamente por amplia mayoría gracias a los pactos alcanzados por el equipo de gobierno.

El gobierno de BComú y PSC, en minoría en el consistorio barcelonés, ha pactado las cuentas de este año con los dos mayores grupos de la oposición, ERC y JxCat, por lo que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, conseguirá aprobar por primera vez un presupuesto pactado con grupos de la oposición.

La propuesta de presupuesto aprobada inicialmente en noviembre era de 2.971,3 millones de euros, con una inversión de 549,9 millones, lo que lo hacia ya "expansivo" con respecto al de 2019.

En la negociación con los grupos independentistas para su aprobación estas cifras han subido aún más hasta conseguir que, por primera vez, se supere la barrera de los 3.000 millones y la inversión crezca hasta los 621,8 millones.

Respecto al presupuesto de 2019, los 3.033 millones de euros del de este año suponen un incremento de 386,1 millones de euros, mientras que las inversiones aumentan en 164,1 millones para alcanzar los 621,8 millones de euros.

En el marco de los ingresos previstos en el presupuesto destaca un incremento de 128 millones de euros en la transferencia del Estado y un incremento de 43 millones de euros en la adecuación del IBI a los nuevos valores catastrales.

También un incremento de 40 millones de euros por el recargo del impuesto turístico y otro de 80,3 millones de euros en tasas como la de ocupación del espacio público, la tasa de alcantarillado o la tasa del área verde y azul.

Al capítulo de gastos corrientes, en el que todas las partidas se incrementan notablemente, el presupuesto municipal destina un total de 2.386 millones de euros, 202,4 millones más que el año anterior.

Por áreas, desde el Ayuntamiento se destaca el peso de la de medio ambiente con un total de 415 millones de euros (+26,4 millones con respecto al presupuesto anterior) y la de servicios generales, con 404,7 millones (+18,1 millones de euros).

Un total de 356 millones se destinan al área de servicios sociales (+23,8 millones); 315 a seguridad y movilidad (+21,6 millones); 185 millones en transporte público (+17,6 millones), 153 millones en cultura (+7,2 millones); 147,7 millones a vivienda y urbanismo (+20,6 millones) y 139,3 millones a educación (+22,5 millones).

Por debajo de los 100 millones están las áreas de promoción económica y empleo, con 93,8 millones (7,2 más que en 2019); participación y atención ciudadana, con 65,1 millones (6,5 más); transformación digital, con 57,3 millones a (6,9 más); deporte, con 26 millones (+2,7 millones), y salud, con 25,8 millones de euros (+5,2 millones).

En cuanto a las inversiones, el incremento más alto es en vivienda, con una previsión de inversión de 171,1 millones de euros frente a los 73,0 previstos en 2019, y que incluye 50 millones inversiones vinculados a políticas de vivienda para reducir las listas de espera en vivienda social y otros 50 para crear un fondo para la transición energética.

La segunda tipología de inversión más dotada es, con 169,5 millones de euros, la de transformación urbanística y espacio público, que incluye la que se hará en la vialidad de la plaza de Glòries con la construcción del túnel en la calle Castillejos-calle Badajoz (48,8 millones).