Ultimátum de Colau a Airbnb

El Ayuntamiento amenaza con más multas ante la proliferación de pisos turísticos sin licencia

Colau abordará en una reunión con Sánchez este viernes la "prioritaria" regulación del alquiler
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EUROPA PRESS

Al Ayuntamiento de Barcelona se le ha acabado la paciencia con las plataformas de pisos turísticos, y muy concretamente Airbnb y HomeAway, a las que sancionará si no retiran los anuncios de pisos turísticos ilegales. La cuentas que maneja el gobierno municipal no salen. Si hay 9.600 licencias en vigor no puede ser que solo Airbnb promocione más de 18.000 pisos, según el portal InsideAirbnb. Según la teniente de alcalde Janet Sanz, esta circunstancia refleja los “graves incumplimientos”. De hecho, el Ayuntamiento ya impuso dos multas de 30.000 euros por anunciar apartamentos turísticos ilegales a Homeaway, que pagó en su momento; y otras dos a Airbnb, de 30.000 y 600.000 euros, por incumplimiento reiterado, que han sido recurridas ante los tribunales.

Sanz ha asegurado que “ninguna” de las plataformas cumple “al 100 %” con los protocolos establecidos por el Ayuntamiento para combatir la ilegalidad y con la legislación que regula los pisos turísticos, y esto el consistorio “no puede tolerarlo”. Entre los “graves incumplimientos” detectados, Sanz ha destacado publicitar pisos turísticos sin numero de registro, sin comprobar que este número o que la dirección sea la real, no facilitar estos datos y tardar meses en retirar anuncios de pisos turísticos ilegales. ”Es inaceptable para la ciudad, no hay mas dilaciones. Han de decidir si dan cubrimiento a la ilegalidad”, ha declarado Sanz tras la reunión en la que ha planteado el ultimátum a las plataformas de alquiler de viviendas de usos turístico.

Sanz ha recordado que si hay 9.600 pisos con licencia, sólo puede haber 9.600 anuncios: "No se puede dar la posibilidad de publicitar un piso no verídico. No puede continuar pasando ". El Ayuntamiento ha recordado con cifras el estado de la cuestión y ha explicado que en la cruzada contra los pisos ilegales se han abierto más de 16.000 expedientes, se ha procedido a cesar la actividad de 6.300 apartamentos, se han interpuesto 8.000 sanciones y se han realizado cerca de 400 precintos. “De entre las órdenes de cese hay un 50% que han dejado de hacer la actividad”