Los dardos de Puigdemont a Sánchez: de la “cocina del 155” a la vía unilateral

A 48 horas de la reunión entre Torra y el presidente del Gobierno, el líder de JxCat recrudece sus ataques

Carles Puigdemont comparece por videoconferencia en la comisión sobre aplicación del 155
El ex presidente Carles Puigdemont, durante su comparecencia por videoconferencia en la comisión de investigación del Parlament sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. EFE/Quique GarciaQuique GarciaEFE

Carles Puigdemont ha reaparecido en el Parlament por videoconferencia, desde un despacho del Parlamento Europeo y con el logo de la institución bien visible de fondo. El motivo era su comparecencia en la comisión de investigación del artículo 155 para relatar lo sucedido esos días de octubre de 2017 que van del 1-O a la declaración de independencia del 27 y su posterior huida a Bruselas. Puigdemont, hábil en disparar mensajes en momentos cruciales (una semana después del anuncio de elecciones en diferido), ha aprovechado también para mandar varios recados a 48 horas de la reunión entre Quim Torra y Pedro Sánchez en el Palau de la Generalitat.

Sobre la forma, se ha referido al Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos con tono moderado: “Admito que el tono, el talante, el lenguaje y la potencialidad del Gobierno de coalición no es el mismo que el de un Gobierno del PP”, ha asegurado antes de expresar sus recelos. Y luego, ha mandado un recado directo al presidente: “Pedro Sánchez estaba en la cocina del 155”, ha dicho sobre el papel del PSOE.

Segundo mensaje. Puigdemont ha advertido de que no se podrá pasar página hasta que el Estado pida “perdón” por el 155. “No se puede pasar página inocentemente sin asumir responsabilidades (...) Ya se hizo con error con el régimen del 78. Se pidió lo mismo: pasemos página, no hace falta que investiguemos los crímenes del franquismo, no hace falta que restituyamos los derechos que se pisaron de tantas familias”. Un guante que ha recogido luego Gabriel Rufián (ERC) en los pasillos del Congreso avalando la propuesta.

Y el tercer aviso ha ido directo a la mesa de negociación entre la Generalitat y el Gobierno pactada por ERC y el PSOE a raíz de la investidura. Ante el encuentro previo del jueves entre Torra y Sánchez, Puigdemont ha vuelto a insistir con la “amnistía” y la “autodeterminación” -la decisión sobre el futuro de los catalanes sólo la pueden decidir los catalenes- , ha apostado por un “referéndum pactado” como solución aunque ha advertido: es la “vía preferente, pero no la única posible”.