Puigdemont lanza la campaña: carga contra Sánchez y amenaza a ERC con la “remontada”

Torra insiste con el mediador para la mesa de negociación en un acto en el que JxCat capitaliza los presupuestos catalanes

Acto político JxCat
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont interviene por videoconferencia en un acto político de JxCat en El Born Centre de Cultura i Memòria de Barcelona este sábado bajo el lema "A punto". EFE/Quique GarcíaQuique GarcíaEFE

Una semana después de romper públicamente con ERC y anunciar elecciones en diferido, Quim Torra y Carles Puigdemont han sacado toda la artillería pesada y han inaugurado hoy su campaña con un acto político para capitalizar los presupuestos catalanes, cargar duramente contra el PSOE y Pedro Sánchez y lanzar una seria OPA a los republicanos.

La cuestión era marcar perfil propio y reivindicarse como la formación que blinda la defensa de independencia y la autodenominada «república catalana» ante las posiciones más moderadas de Esquerra tras su pacto con los socialistas para la investidura: “El independentismo práctico es el más mágico de todos y el menos práctico”, ha advertido Elsa Artadi nada más empezar un evento bajo el lema “A punto” que se ha alargado casi tres horas en el centro cultural del Born. “Los auténticos éxitos han venido desde el exilio”, ha remarcado la líder de JxCat en el Ayuntamiento de Barcelona en clara referencia a ERC.

“Nosotros no hemos dejado de hablar de independencia. Algunos han desistido, pero nosotros hemos persistido”, ha seguido a continuación la líder postconvergente en el Congreso, Laura Borràs. Dos avisos claros antes del discurso de Carles Puigdemont, el último de la mañana tras las intervenciones del grueso de consejeros del Govern y de dirigentes de JxCat en el Parlament. El ex president ha reaparecido por videoconferencia desde Waterloo con dos propósitos claros: cargar contra Pedro Sánchez tras su visita a Barcelona y hacer campaña ante los republicanos con la vista puesta en las urnas. “Si hay un espacio en Cataluña que es resiliente, somos nosotros. Lo hemos remontado todo, el 100% de las encuestas y vaticinios”, ha recordado Puigdemont valiéndose de su victoria parcial en los comicios del 21 de diciembre de 2017 y su triunfo ante Oriol Junqueras en las Europeas de este año pasado.

“Cuando el presidente Torra diga la fecha en la que a los catalanes y a las catalanas nos tocará ir a las urnas, tendremos que estar a punto”, ha arengado el líder de JxCat a sus cuadros apuntando de nuevo que la convocatoria definitiva de los comicios depende exclusivamente de los postconvergentes.

Sobre el presidente del Gobierno, Puigdemont ha querido dejar claro su escpeticismo y desconfianza hacia los socialistas ante el acuerdo de Esquerra para la mesa de diálogo: "Nunca sabes si el señor Pedro Sánchez te dice y te promete un acuerdo, a no sé qué escenario a algunos años vista, y luego resulta que no se han podido aprobar los presupuestos y te convoca elecciones”.

Mediador y una agenda con “tufo colonial”

De hecho, la visita de Pedro Sánchez ha sido otro de los aspectos más comentados y criticados por la plana mayor de JxCat. El propio Quim Torra, quien se ha subido al escenario antes de la aparición de Carles Puigdemont, ha basado su discurso en volver a exigir un mediador para la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno, una condición que ya fijó ayer escudándose en una resolución aprobada por el independentismo en el Parlament. “Lo que tenemos que defender ahora es el ejercicio del derecho a la autodeterminación y el fin de la represión desde dos vertientes: por un lado la amnistía, por otro lado la desjudicialización. Y ahora se le añade otro punto, que tendremos que trasladar en la próxima reunión: este diálogo se tiene que hacer con un mediador”, ha resumido.

Antes, Laura Borràs había cargado duramente contra la llamada “agenda para el reencuentro”, los 44 puntos que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos entregó a la Generalitat el pasado jueves con cesiones en infraestructuras, financiación y tributos, entre otros aspectos. Tiene un nombre con “un tufo colonial bastante importante”, ha asegurado para luego sentenciar: “Si quieren listas, les podemos ofrecer la lista de personas en la cárcel”.