Josep Maria Pou y Vicky Peña se enfrentan en el TNC en «Justícia»

El TNC estrena una obra de Guillem Clua dirigida por Josep Maria Pou que gira en torno a la cuestión identitaria

El Teatre Nacional de Catalunya presenta "Justicia"
GRAFCAT1235. BARCELONA, 12/02/2020.- Los actores Josep Maria Pou (d) y Vicky Peña (i) encabezan el extenso reparto de "Justícia", obra surgida del encargo del Teatre Nacional de Catalunya al dramaturgo Guillem Clua que narra la historia de una familia burguesa catalana desde el final de la Guerra Civil española hasta la actualidad, un espectáculo que este miércoles han presentado sus protagonistas. EFE/Marta Pérez.Marta PerezEFE

Si nos miramos en un espejo y nos preguntamos ¿quién soy realmente?, ¿de verdad creemos que aquel que tenemos en frente será el que lo sepa? El principio de indentidad es una máquina de adormecer voluntades, una forma de desplazar nuestro ser en una única representación, o sea en una máscara. Hay dos cosas realmente estúpidas en la vida, y la identidad es una de ellas. ¿La otra? El Teatre Nacional de Catalunya (TNC) estrenará «Justícia», una obra en la que un juez se enfrenta a su propia sentencia y que reflexiona sobre «la cuestión identitaria». La obra, de Guillem Clua, que se estrenará el 13 de febrero. está dirigida por Josep Maria Mestres y cuenta con Vicky Peña y Josep Maria Pou en el papel de un juez que, después de haber disfrutado de una carrera política brillante en las instituciones catalanas, con una vida pública inmaculada, se enfrenta a los fantasmas que le atormentan la conciencia, que amenazan con hacer tambalear su legado.

A través de un numeroso elenco, «Justícia» reflexiona sobre «la cuestión de la identidad, o mejor dicho, de las identidades», según comentó ayer Clua, para quien en el término identidad caben tanto las sexo-afectivas, como las religiosas, las de país, y otras. Los personajes se preguntan constantemente «quiénes son, intentan explicarse, definirse», algo que supone un conflicto, ya que no son conscientes de que están definiendo quién son hasta el final del juicio. «También es una obra que trata sobre el miedo, la culpa, la hipocresía y sobre cómo un pequeño hecho puede desencadenar un cataclismo», añadió Vicky Peña.

Los actores coincidieron en asegurar que se trata de una obra compleja: «Es una pieza ambiciosa, que toca muchas teclas, que trata sobre las transformaciones que han alterado los imaginarios morales durante las últimas décadas», afirmó Peña. Los personajes, por tanto, son igual de complejos, presentándose como «tan pesados y complejos que requieren más de un actor para representarlos», dijo Pou.