¿Cubre el seguro de salud el coronavirus?

Las enfermedades derivadas del Covid-19 pueden quedar fuera de la cobertura médica privada al ser declarada oficialmente pandemia

Corona virus threat in Moldova
Chisinau (Republic Of Moldova), 25/02/2020.- Immigration officers wear protective masks as they control the passports of passengers arriving at the airport of Chisinau, Moldova, 25 February 2020. Moldova's government decided to increase border crossing control measures because of recent Coronavirus cases in Italy. (Italia, Moldavia) EFE/EPA/DUMITRU DORUDUMITRU DORUEFE

Con el primer caso confirmado del coronavirus en Cataluña, las preguntas alrededor de la enfermedad no dejan de crecer. La última, y que parecería de fácil respuesta, es si nuestro seguro de salud privado nos cubriría los cuidados relacionados con el contacto del virus. En teoría, según los artículos 105 y 106 de la Ley de Contrato de Segura, la poliza debería asumir la asistencia médica y la prestación de servicios médicos y quirúrgicos asociados dentro de los límites de la póliza contratada. Sin embargo, siempre hay letra pequeña en este tipo de situaciones y en casos como epidemias como el coronavirus la situación se complica. Los daños causados por epidemias y pandemias declaradas oficialmente pueden obtener excepciones.

En las últimas horas, el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha advertido del riesgo de pandemia, así que podría entenderse que ya se ha declarado oficialmente. Las primas se firman en previsión de un riesgo, pero las pandemias son excepcionales e imprevisibles, así que no podrían caber dentro de la cobertura. Esta imprevisibilidad hacen que las implicaciones económicas pueden ser muy superiores a las de cualquier otra enfermedad. “Si no se hubiera declarado como epidemia oficialmente, el coronavirus sí estaría cubierto”, indica Amanda Cuns, experta en seguros de Acierto.com, página web que se dedica a comparar las diferentes pólizas, y que avisa que los seguros siempre se cubren las espaldas con epidemias excepcionales cuyas implicaciones económicas pueden ser muy superiores a lo habitual.

En 2009, con la irrupción de la gripe A, aseguradoras como AXA o DKV anunciaron que presentaban nuevas coberturas que sí cubrían epidemias. Ahora, con el coronavirus ya en Cataluña y con 4 casos confirmados en toda España, los protocolos de la seguridad pública hacen que muchas de las aseguradoras no entren dentro de esta problemática.

Más allá de la epidemias o pandemias, otras exclusiones frecuentes del seguro de salud son las enfermedades, lesiones u otras preexistencias anteriores a la fecha de alta del asegurado, los hechos de guerra, los daños ocasionados por radiación nuclear, contaminación radiactiva, terremotos e inundaciones. Ocurre lo mismo con las toxicomanías, el alcoholismo crónico, los intentos de suicidio y autolesiones, así como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida VIH. Los tratamientos estéticos, ciertas prótesis o aparatos ortopédicos, las enfermedades o lesiones derivadas de un deporte profesional, los tratamientos experimentales y medicinas alternativas también suelen estar excluidas.