Una joven tinerfeña que viajó a Italia este fin de semana y pasaba unos días en Barcelona, tercer caso de coronavirus en Cataluña

Salut mantiene a 52 personas en aislamiento domiciliario a falta de identificar a los contactos de la última infectada

TRANSEÚNTES POR EL CENTRO DE BARCELONA CON MASCARILLAS TRAS EL ANUNCIO DE CASOS DE CORONAVIRUS EN ESPAÑA
Dos mujeres con mascarillas caminan por Barcelona el mismo día en que se confirman nuevos casos de pacientes contagiados de coronavirus en España, en Barcelona (España), a 25 de febrero de 2020. 26 FEBRERO 2020 ENFERMEDAD;VIRUS;WUHAN;CHINA;MASCARILLAS;PROTECCIÓN SANITARIA David Zorrakino / Europa Press 26/02/2020 David Zorrakino Europa Press

El doctor Joan Guix, secretario de Salut Pública del gobierno catalán, avisó este miércoles de que «en los próximos 10 o 12 días esperamos un goteo de nuevos casos». Aunque admite que estamos ante un virus todavía desconocido y que tanto la evolución como los protocolos están vivos, por ahora, su pronóstico se está cumpliendo. Esta mañana se ha confirmado confirmó un tercer caso de coronavirus en Barcelona. Como en los dos anteriores, se trata de un caso importado de Italia.

El paciente número 3

El paciente número 3 es una joven tinerfeña de 22 años, que viajó a Milán entre el 22 y el 25 de febrero y que había hecho escala en Barcelona para pasar unos días en la ciudad antes de regresar a casa. Aunque coincide en la edad y las fechas de su viaje a Italia con el paciente número 2, un joven de Barcelona que también estuvo este fin de semana en Milán con amigos, el departamento de Salut dice que no hay relación entre ellos. Como tampoco hay relación con la paciente número 1, una mujer italiana de 36 años, residente en Barcelona, que entre el 19 y 22 de febrero visitó Bérgamo y Milán.

Los tres enfermos tienen síntomas leves, muy parecidos a los de un catarro, tos, dolor de cabeza, molestias en la garganta y poca fiebre, pero como en el Hospital Clínic, el centro de referencia para tratar el coronavirus, hay habitaciones libres, por ahora, están ingresados.

La epidemia de la gripe, que tocó techo la semana pasada está remitiendo, está en los 167 casos por cada 100.000 habitantes. Este año, la cifra para considerarse epidemia se ha puesto en 98 casos por cada 100.000 personas. Ahora, la presión en los hospitales es por ciudadanos con afectaciones respiratorias procedentes de zonas de riesgo, sobre todo, de Italia, país con el que Cataluña tiene una relación intensa. El Clínic, que centraliza los tests, tiene una capacidad de hacer 300 al día. Allí, los pacientes esperan frente al departamento de enfermedades tropicales. En 4 horas tienen el resultado. Ante el cambio de protocolo, se espera que aumenten los casos de sospecha y para prepararse, la Generalitat ha acreditado laboratorios en el territorio (Girona, Lleida y Tarragona).

Preocupación por la aparición de casos de contagio local

La preocupación ahora es la aparición de casos de contagio local en la Península, que hace pensar que el virus lleva días circulando sin ser detectado. «La preocupación de verdad vendrá si se dan casos locales», dijo Guix. Aunque el objetivo es contener el virus como en Alemania o Francia y evitar un brote como el de Italia. Los especialistas de la Red de vigilancia Epidemiológica están tratando de identificar a todas las personas que han estado en contacto con la última persona infectada para aconsejar su confinamiento. Según su historial, el virus apenas afecta a niños y adolescentes, que representan el 2% de los positivos.

52 personas aisladas

En estos momento, Salut tiene a 52 personas en aislamiento domiciliario: 38 personas pertenecen al círculo de la mujer italiana y 14 al del hombre de 22 años. Las personas en cuarentena están sanas, pero se les monitoriza para descartar el virus cuya fase de incubación son 14 días.