Josep Pàmies denuncia a la Generalitat por limitar su tratamiento anticoronavirus a base de lejía

El agricultor acusa al Govern de homicidio, detenciones ilegales u omisión de socorro

Lejos de rendirse, el agricultor jubilado Josep Pàmies está dispuesto a defender sus terapias alternativas hasta el final. Poco ha importado que Youtube retirase sus vídeos, que la Fiscalía le esté investigando o que el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) se haya personado contra él. Pàmies se ha revuelto y ha presentado una denuncia contra la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, y todos los miembros del Consejo de colegios de médicos de Cataluña por el documento ‘Recomendaciones para apoyo a las decisiones de limitación de esfuerzo terapéutico para pacientes con sospecha de Covid-19 e insuficiencia respiratoria aguda’ que presentaron. O lo que es lo mismo, en defensa del MMS, una solución de clorito de sodio, similar a la lejía y prohibido para su consumo que, asegura Pàmies, puede curar o remediar la infección por coronavirus

No es la primera vez que el agricultor se encuentra en una situación similar. En 2019 ya se archivó una denuncia del Ministerio de Sanidad contra él por la venta a través de internet de, precisamente, clorito de sodio como remedio para varias patologías, entre ellas el autismo.

En esta ocasión, el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña ha presentado la denuncia por un presunto delito contra la salud pública y otro de publicidad engañosa por difundir en redes la supuesta idoneidad del MMS (Miracle Mineral Solution), clorito de sodio, en el tratamiento del coronavirus, señala el colectivo de médicos en un comunicado. YouTube ha eliminado de su web algunos de los videos del agricultor, pero este sigue publicando otros nuevos en los que vuelve a insistir en el MMS.

Así las cosas, el representante legal de Pàmies, Luis de Miguel Ortega, ha explicado a Europa Press que una parte de la denuncia responde al acoso que viene sufriendo el agricultor por intereses ajenos a los de un colegio de médicos. Y otra obedece al informe en el que se dan “instrucciones técnicas médicas sobre la viabilidad de retirar el tratamiento a pacientes con coronavirus por una cuestión de edad”. La denuncia contra el informe que “avala la retirada de tratamientos a mayores de 75 años” apunta, entre otros, presuntos delitos de homicidio, detenciones ilegales, coacciones, omisión del deber de socorro o contra la salud pública, según el letrado, que tiene previsto presentar otra denuncia en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.