Cinco maneras en las que el coronavirus está descomponiendo la industria alimentaria

La cadena de suministro se ha visto drásticamente modificada por la pandemia

El gobierno chino confinó en Wuhan a once millones de habitantes cuando estalló las crisis del coronavirus el 23 de enero. Italia siguió la estela el 9 de marzo ordenando la cuarentena a 60 millones de conciudadanos. El 14 de marzo, España declaró el estado de emergencia con un confinamiento general para más de 46 millones de personas. Después llegaron, entre otros, Francia y Reino Unido. En EE UU, a 158 millones. Esta semana el confinamiento ha llegado a 1.300 millones de personas en la India durante 3 semanas. Es decir, más de medio mundo está ahora mismo en sus casas y los consumidores, por lo tanto, se han tenido que acostumbrar a una nueva manera de hacer las cosas, que ha tenido su reflejo en la cesta de la compra.

1. Cambio de hábitos.

El 86% de los consumidores aseguran haber modificado su comportamiento y hábitos de consumo en las últimas semanas debido al coronavirus. Los datos corresponden a un estudio YouGov, realizado a más de 2.000 personas de ocho mercados asiáticos, Reino Unido y Estados Unidos. Los consumidores asiáticos han modificado sus comportamientos por encima del 90%, mientras que en Reino Unido y Estados Unidos lo han hecho un 43% y 57%, respectivamente. Una encuesta de la Unión de Consumidores de Aragón revela que el 86,6% ha cambiado, por ejemplo, la frecuencia con la que hace la compra como consecuencia de la pandemia por Covid-19. Además, el 24,3% de las personas encuestadas afirma que ha cambiado el tipo de establecimiento en el que compran. Solamente el 8,4% acuden al centro comercial y gran superficie. Un 40% realiza la compra exclusivamente en supermercados, un 24,7% acuden a supermercados y pequeño comercio, compran solamente en pequeño comercio un 20,5% y solo un 2,7% siguen comprando en todo tipo de establecimientos.

2. Leche por el desagüe

La sectorial europea de productos lácteos EMB denuncia que en muchos lugares de la UE la cantidad de leche que se produce en las granjas. es demasiado alta para la capacidad existente de mercado. Su consumo ha caído drásticamente por el cierre de bares, cafeterías y restaurantes. En EE UU, Dairy Farmers of America, la cooperativa lechera más grande del país, estima que los granjeros vuelcan cada día 3.7 millones de galones de leche (14 millones de litros) debido a la interrupción de las rutas de suministro. En Reino Unido, los granjeros advierten del riesgo de perder cinco millones de litros por semana. El mercado español, al ser deficitario, subsana por ahora esta situación pero tendrá que enfrentarse a una inminente caída de precios por el exceso de oferta.

3. Pesca

En este caso la fuerte caída de la demanda ha sacudido al sector; una demanda condicionada por dos factores. Por un lado, el cierre de los restaurantes y establecimientos hoteleros que ha ocasionado una considerable bajada de los precios. Y por otro, debido a la escasa oferta de pescado como consecuencia de la inactividad de la flota pesquera al no poder cumplir los mínimos requisitos de seguridad entre los tripulantes.

4. El campo no tiene quién lo trabaje

Estamos en plena temporada de fresas, pero faltan manos para recogerlas. Y es que el campo no tiene a nadie que lo trabaje y se acerca la temporada con la primavera de decenas de frutas y hortalizas. Los cierres están afectando todas las áreas de la agricultura. Para colmo, la demanda oscila hacia productos menos perecederos como peras y manzanas, por lo que el exceso de de existencias sigue siendo un problema para el sector. Como posible solución, los parados podrán trabajar en las próximas campañas hortícolas en zonas cercanas a sus domicilios y cobrar, a la vez, su subsidio de desempleo, según el Gobierno.

5. Alcohol

Con el paso de los días, los hábitos han mutado de una semana a otra. Aumentó el consumo de bebidas espirituosas y cerveza. Durante el último periodo del que se tienen datos, del 30 de marzo al 5 de abril, se han registrado incrementos todavía mayores del consumo de alcohol: hasta un 70% respecto a 2019 en el caso de la cerveza, un 79% las bebidas espirituosas y un 63% el vino.

...bola extra. El resurgir de las impresoras.

La electrónica de consumo está viviendo su particular luna de miel pese a la pandemia. En EE UU, por ejemplo, las ventas de cámaras web se dispararon (+534%). Del mismo modo se registraron aumentos considerables en la venta de monitores de ordenador (+357%), módems (+379%) y software educativo (+223%), en comparación con las 4 primeras semanas del año. En Francia, los productos de impresora registraron buenas cifras en marzo, con un sorprendente ascenso de las ventas de consumibles para impresora de hasta un 1.199%. En España, la venta de portátiles, según PcComponentes, registró en marzo un aumento del 60% con respecto al mismo periodo del año anterior.