Dimite el alcalde de Badalona tras pasar la noche en comisaría

Álex Pastor agredió a los agentes de los Mossos después de intentar saltarse ebrio el control policial

Thumbnail

El alcalde de Badalona, Álex Pastor, ya ha dimitido después de que los Mossos d’Esquadra lo detuvieran anoche por conducir bebido, saltarse el confinamiento e intentar morder a un agente.

Después de haber pasado la noche en la comisaría de Les Corts, Pastor ha renunciado al cargo a las 9 de la mañana y pocos minutos a través de su abogado. Lo ha hecho oficial Rubén Guijarro, portavoz del grupo municipal socialista en Badalona, en una rueda de prensa que ha empezado a las 9 de la mañana en el ayuntamiento. Pastor todavía no ha podido declarar ante el juez. El PSC, en cualquier caso, ya lo suspendió de militancia y le pidió que cesara todas sus responsabilidades políticas.

También todos los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Badalona han exigido un nuevo gobierno municipal tras conocerse que los Mossos d’Esquadra han detenido esta noche al alcalde socialista y que está acusado de atentado a la autoridad en un control para vigilar el confinamiento por el coronavirus.

El aluvión de críticas en las redes sociales no se ha hecho esperar y, en un mensaje en Twitter, la exalcaldesa y concejala de Guanyem Badalona en Comú Dolors Sabater se ha ofrecido para “liderar un nuevo gobierno”. Ha vuelto a lanzar así su propuesta de ejecutivo de “concentración” con las principales fuerzas políticas a excepción del PPC para que la ciudad cuente con un “nuevo liderazgo”.

Desde filas populares, Xavier García Albiol, cuya lista ganó las últimas elecciones municipales, ha anunciado que a partir de mañana comenzarán “conversaciones” para presentar una moción de censura contra Pastor, que ha sido inmediatamente suspendido de militancia por la dirección del PSC, que le ha exigido también que deje sus cargos públicos.

Por su parte, el edil de ERC Oriol Lladó ha exigido “seriedad, proyecto amplio y capacidad de generar consensos” para que Badalona “recupere la gobernabilidad” porque, a su juicio, el tablero político de la ciudad vuelve a estar en suspenso, como ocurrió hasta minutos antes del pleno de investidura el pasado junio.