La fase 1 de Barcelona consuma las dos velocidades catalanas

El Pirineo y buena parte de Tarragona promociona al siguiente escalón de la desescalada

Esta vez, Generalitat y Ayuntamiento habían solicitado el cambio de fase. Tras el experimento de la fase 0,5, las administraciones catalanas consideraban que había llegado el momento para Barcelona, su área metropolitana y el Maresme. De este modo, se consuma el desconfinamiento en Cataluña a dos velocidades ya que, mientras, el Pirineo, el Camp de Tarragona y las Tierras del Ebro pasan a fase 2.

Cataluña, cabe recordar, a diferencia de la gran mayoría de autonomías había solicitado una desescalada por regiones sanitarias en lugar de por provincias. Por lo tanto, buena parte de Tarragona y de Lleida han cambiado de fase.

Éstas son las cosas que se podrán hacer en Cataluña a partir del lunes

- Circular por la propia provincia para poder hacer actividades comerciales, practicar deporte o reunirse con otras personas.

- Viajar a las segundas residencias que se encuentren en la misma provincia.

- Reuniones de un máximo de diez personas, que pueden ser tanto en domicilios particulares como en terrazas.

- Reapertura de las terrazas con una ocupación máxima del 50% del aforo. En una misma mesa no podrá haber más de una decena de personas.

- Reapertura de todos los comercios, con excepción de los que se encuentran en grandes superficies comerciales, con un 30% del aforo máximo permitido y siempre garantizando la distancia social.

- Instalación de mercadillos con un 25% de los puestos y una concentración de público de un máximo de un tercio.

- Reapertura de gimnasios con un 30% del aforo y solo para realizar actividades individuales. Las duchas y los vestuarios estarán cerrados.

- Se podrá acceder a las instalaciones deportivas al aire libre, excepto a las piscinas y las zonas de agua, donde se realizará actividad individual o con un máximo de dos personas.

- Reapertura de los centros de alto rendimiento.

- Realización de velatorios con un máximo de 15 personas al aire libre y 10 si se celebran en un espacio cerrado.

- Reapertura de los lugares de culto con el aforo máximo de un tercio, una medida que lleva en vigor desde este lunes. Continúa prohibido tocar o besar objetos, así como repartir folletos o realizar rituales con agua.

- Reapertura de bibliotecas, pero solo para coger o devolver libros.

- Reapertura de museos con un tercio del aforo, sin actividades complementarias y sin folletos o dispositivos de audioguía.

-Se podrán volver a poner en marcha teatros y cines con un máximo de un tercio del aforo siempre que el público pueda sentarse. En espacios cerrados no se podrán superar las 30 personas y al aire libre las 200.

- Reapertura de los centros de servicios sociales, aunque se continuará priorizando la vía telemática.

- Se permite la realización de turismo de naturaleza con un máximo de 10 personas.

- Se podrá realizar congresos, encuentros, eventos y seminarios en el ámbito de la investigación científica y técnica, el desarrollo y la innovación con un máximo de 30 personas.

- En las prisiones catalanas que estén en fase 2 se recuperarán los vis a vis (contacto entre presos y visitas), suspendidos desde el 13 de marzo.

Cataluña ha logrado ir reduciendo la incidencia en las últimas semanas de manera constante: acumula tres días consecutivos sin registrar ningún ingreso de gravedad y, en estos momentos, quedan 234 personas en las Unidades de Cuidado Intensivo -muy lejos de los más de 1.300 que llegó a tener hace algo más de un mes, durante el pico de la pandemia-. La capacidad habitual de UCI en Cataluña es de 600 camas.

En las últimas 24 horas se han registrado 778 nuevos contagios -según explican en la Generalitat, se debe a que se hacen más tests- y 43 fallecidos. En el cómputo global, la autonomía ha contabilizado 64.037 casos positivos confirmados y 11.766 muertes.