El secretario de Salud Pública de Cataluña cesa por motivos de salud tras dirigir la crisis del coronavirus

Joan Guix decide retirarse ahora que la evolución de la epidemia va a la baja, hoy sólo se han notificado 3 nuevos casos

Joan Guix, el secretario de Salut Pública de la Generalitat de Cataluña, que ha dirigido la crisis de la COVID-19, ha anunciado esta tarde que deja su cargo por motivos de salud. Su renuncia será efectiva a partir del próximo martes cuando se apruebe el acuerdo de gobierno del consejo ejecutivo. Desde la conselleria de Salud no han dado más detalles sobre los motivos concretos ni sobre quién le sustituirá.

El pasado 25 de febrero, cuando el Hospital Clínic de Barcelona confirmó el primer caso de coronavirus de la Península, Guix se puso al frente de la gestión de la COVID-19. Cada día informaba de los nuevos contagios detectados en Cataluña. Y junto a su equipo se aplicaba para saber dónde se habían contagiado los infectados y hacer un seguimiento de sus contactos. Por aquel entonces confiaba en que no llegarían a detectar más de una decena de casos. Hasta la primera semana de marzo, los nuevos contagios detectados eran un goteo: tres infectados el día 6; cuatro el día 7, y tres más el día 8. Pero de repente los números se desmadraron. Primero en Igualada. Y luego en todo el país. El día 10 de marzo, los positivos por covid en Cataluña eran 68 y diez días después, 1.019. Durante el pico de la pandemia, Guix se mantuvo en un discreto segundo plano. Dejó las comparecencias en manos de la consellera de Salud, Alba Vergés, pero siguió al frente de la gestión de la crisis del coronavirus. Y ahora que la evolución de la epidemia va a la baja, hoy sólo se han contabilizado tres contagios nuevos, anuncia que se retira.

Vergés ha querido agradecer públicamente su trabajo al frente de la Secretaría de Salud Pública desde que se incorporó, en el año 2015. Uno de los principales hitos de Guix ha sido la recuperación de la Agencia de Salud Pública de Cataluña. Desde allí, ha desplegado planes contra el tabaquismo, contra el sobrepeso de la población infantil y adulta y programas, con app incluida, para luchar contra el mosquito tigre, una tecnología que ha servido como precedente de la aplicación creada para gestionar y controlar la expansión del coronavirus en Cataluña. La crisis del coronavirus le ha cogido con 70 años y le sorprendió como a muchos otros colegas epidemiólogos, infectólogos y especialistas en salud pública por su virulencia y magnitud.

Guix, que nació en Barcelona en 1950, tiene una larga trayectoria acedémica. Es licenciado y doctor en Medicina, especialista en Cirugía general y digestiva y en Medicina preventiva y Salud pública. Además, tiene un máster en Salud Pública en la Universidad de Barcelona y es diplomado en estadística aplicada y epidemiología por la Universidad Pierre et Marie Curie de París. Aún da clases como profesor invitado profesor del Máster de Salud Pública de la Universidad Pompeu Fabra y del Máster conjunto en Políticas y Sociales de las Universidades Pompeu Fabra y Johns Hopkins.

Ha sido director del Servicio Regional en e Camp de Tarragona de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona y gerente del Instituto Municipal de Salud Pública del Ayuntamiento de Barcelona.

No se retirará completamente de la vida pública, seguirá como presidente de la Corporación Sanitaria del Maresme y de la Selva, una cargo que ocupa desde marzo de 2019.