Josep Pàmies y sus seguidores se rocían con lejía para contrarrestar el coronavirus

El polémico agricultor organizó una fiesta de “besos y abrazos” en Lleida

Josep Pàmies, promotor de Dolça Revolució
Josep Pàmies, promotor de Dolça RevolucióDolça Revolució

La asociación Dulce Revolución, liderada por el agricultor Josep Pàmies, reunió el sábado a un centenar de personas en Balaguer (Lleida) en un encuentro de “besos y abrazos” en el que los asistentes no llevaban mascarillas y se rociaron con MMS, clorito de sodio, muy parecido a la lejía, ha informado la plataforma a Europa Press.

La asociación asegura que fue un encuentro para "para contrarrestar la farsa de las medidas represoras sobre la mal llamada 'pandemia' del coronavirus", ha adelantado el diario Segre.

“Hemos prevenido contagios rociándonos con MMS, pasando luego a reconocer plantas medicinales silvestres al lado del Río Segre, acabando el día con una comida de hermandad, besos y abrazos prohibidos”, señala la plataforma.

Por su parte, el alcalde de Balaguer, Jordi Ignasi Vidal, en declaraciones a Europa Press ha afirmado que el consistorio no sabía de este encuentro, del que solo tiene referencia por los mensajes de Pàmies en redes sociales, una información que ya ha trasladado a la Conselleria de Salud y a los Mossos d'Esquadra.

Vidal ha adelantado a Europa Press que enviará una carta a Pàmies pidiéndole explicaciones, y recordándole que en Balaguer han fallecido personas con coronavirus.

También ha destacado que el mismo sábado la Policía Local pidió a los ciudadanos en las terrazas que no fueran más de diez las personas que se sentaran alrededor de una mesa.

El Consejo de Colegios de Médicos de Catalunya presentó en abril en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) una denuncia contra Pàmies por un presunto delito contra la salud pública y otro de publicidad engañosa por difundir en redes la supuesta idoneidad del MMS en el tratamiento del coronavirus.