Torra se atrinchera en la Generalitat: diseña un plan para 2022 y elude las elecciones

El president asegura que ahora es momento para la “mirada larga” y activa un grupo de trabajo para diseñar la “Cataluña postcovid”

Thumbnail

Quim Torra prometió el pasado 29 de enero que, una vez aprobado los presupuestos, fijaría una fecha para la convocatoria electoral. La irrupción de la crisis del coronavirus trastocó, naturalmente, todos los planes y la convocatoria electoral, pese a que las cuentas obtuvieran luz verde el 24 de abril, quedó en segundo plano. Sin embargo, con el paso de las semanas, la epidemia ha ido remitiendo y los desencuentros entre JxCat y ERC han resurgido con fuerza, situación que ha intensificado el clamor por las urnas -tanto desde Esquerra como desde la oposición-, aunque el president parece lejos de asumirlo: de hecho, hoy ha presentado un plan para diseñar la Cataluña de 2022 y se ha desentendido de los comicios.

Hoy estamos aquí para demostrar que hay proyecto que va más allá de la coyuntura política”, ha asegurado Torra en una comparecencia en el Palau de la Generalitat. Para eludir la cuestión electoral, el president ha recurrido constantemente a la necesidad de poner el foco en la crisis tanto sanitaria como económica. “A mí me preocupada la mirada larga”, ha asegurado Torra, que también ha precisado que este proyecto debe “transcender los gobiernos”, una ambigua alusión al hipotético final de la legislatura, que, en condiciones normales, debería de acabar en diciembre de 2021.

Si bien, en medio del choque permanente que mantienen JxCat y ERC y ante la posibilidad de que Torra sea inhabilitado por el Tribunal Supremo hacia finales de año, las elecciones se antojan mucho antes. El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, también ha comparecido, pero ha evitado posicionarse al respecto, aunque su partido es partidario de dar una salida a la legislatura y presiona por pactar la fecha de las elecciones. JxCat, sin embargo, opta por alargar todo lo posible el mandato y advierte que solo Torra tiene facultad para convocar elecciones. De hecho, la portavoz de la Generalitat (JxCat), Meritxell Budó, ha asegurado esta tarde que la intención es que en verano se empiece a trabajar en los presupuestos de 2021.

La Cataluña postcovid, en manos de un Govern fracturado

El plan impulsado por el Govern pese a su fractura interna consiste en activar un grupo de trabajo con la presencia inicial de 30 expertos -15 hombres y 15 mujeres- coordinados por Genís Roca y Victoria Alsina para dibujar el horizonte de la “Cataluña postcovid” en todos los ámbitos. El objetivo es tener un primer borrador en otoño y un documento con conclusiones y “propuestas muy concretas” en febrero de 2021. De hecho, se trabajará bajo tres escenarios concretos: la gestión de la emergencia; la reparación de daños hasta el tratamiento o la vacuna, que se podría situar a finales de 2021; y la adaptación a una nueva realidad a partir del tratamiento o vacuna en 2022.

Este “comité de expertos” impulsado por la Generalitat arranca con una trentena de nombres aunque espera movilizar a 400 profesionales de distintos ámbitos y disciplinas: habrá entre 10 y 15 áreas distintas y cada grupo tendrá entre 20 y 30 miembros. En palabras del president, se trata de un “proyecto de país” que debe discurrir al margen de la legislatura, como ha tratado de enfatizar en varias ocasiones a lo largo de una comparecencia poco habitual junto a Aragonès (ERC) y que apenas ha durado media hora.

En este sentido, Torra ha querido remarcar que el comité de expertos podrá trabajar “con independencia de criterio y total libertad de pensamiento” para imaginar qué modelo de país deberá desplegarse en Cataluña tras la crisis del coronavirus. Entre los 30 primeros miembros de este grupo figuran el economista Oriol Amat, el empresario Tatxo Benet, la científica Mercè Crosas, la doctora Cristina Nadal y la empresaria Laura Urquizu, entre otros.