Millet pide el indulto para retrasar su ingreso en prisión

El ex presidente del Palau de la Música tiene como fecha límite para volver a la cárcel el 25 de junio

Fèlix Millet, tras una declaración ante el juez

A falta de menos de tres semanas para su fecha límite para entrar en prisión, se ha conocido un nuevo episodio de la trayectoria judicial del ex presidente del Palau de la Música, Fèlix Millet. Concretamente, ha pedido ser indultado por el caso del millonario desfalco en la institución musical, después de que el Tribunal Supremo (TS) confirmara la sentencia que le condena a 9 años y 8 meses de prisión.

Según recoge una providencia de la Audiencia de Barcelona, Millet ha pedido suspender de forma provisional la entrada en prisión hasta que se resuelva la petición de indulto. Falta por ver el recorrido que tendrá ahora su demanda, teniendo en cuenta la gravedad del desfalco y que fue el Supremo quien confirmó la sentencia de prisión.

Al confirmarse la condena, la Audiencia de Barcelona ordenó que Millet y el resto de condenados por el caso Palau entraran en prisión antes del 25 de junio. Puede ser en cualquier cárcel catalana.

En la providencia, firmada el miércoles, la Sala da cinco días a la Fiscalía y el resto de las partes para posicionarse sobre la petición de Millet.

Junto con quien era su mano derecha en el Palau, Jordi Montull, y el ex tesorero de CDC Daniel Osàcar, Millet está condenado por delitos de malversación, apropiación indebida, tráfico de influencias, falsificación en documento mercantil y blanqueo de capitales.El desfalco de las cuentas del Palau alcanzó los 35 millones, según las pesquisas judiciales.

En la causa hay en total 12 personas condenadas, con penas a partir de ocho meses de prisión, con la más alta para Millet. El tribunal fijó la fecha límite de entrada en prisión en el 25 de junio, calculando el día en que se preveía superar la fase 3 del desconfinamiento, y los magistrados no consideraron que Millet esté en condiciones de eludir el ingreso en prisión por su edad, enfermedad, y la fianza que pagó por la libertad provisional.

El Supremo ratificó además que ambos deberán devolver 23 millones de euros a las estructuras del Palau (Consorci, Fundació y Associació) cuyos fondos desviaron en provecho propio. En su sentencia, el alto tribunal confirmó también el comiso de 6,6 millones de euros a la extinta CDC como ganancias.