Buch asegura que expulsarán a los Mossos acusados de presuntas agresiones racistas

El conseller de Interior desconoce aún la identidad de los autores

Dispositivo de seguridad para el clásico Barcelona-Real Madrid
Mossos d'Esquadra ante el hotel Sofía de Barcelona. EFE/Quique GarcíaQuique GarciaEFE

El conseller de Interior, Miquel Buch, ha asegurado esta mañana que cuando conozca a los agentes de los Mossos d’Esquadra que cometieron las presuntas agresiones racistas grabadas en un audio y publicadas recientemente serán expulsados del cuerpo policial. De momento, ha precisado que está a la espera de que concluya el proceso judicial -están siendo investigados- y desconoce a los autores.

Durante la sesión de control al Govern celebrada en el Parlament, la diputada de la CUP, Maria Sirvent, ha preguntado si el conseller tomaría medidas de “inmediato” o “fomentaría la impunidad”. También el diputado de los “comunes”, Marc Parés, ha acusado al conseller de quedarse de brazos cruzados con este episodio, que se registró hace año y medio, y tomar medidas “insuficientes”.

Buch ha defendido que Interior ha tomado ya medidas con los seis agentes implicados -están trabajando en oficinas, ya no están en la calle- y ha sostenido que ahora no puede tomar decisiones que vayan más allá porque se desconoce cuáles son los autores de las agresiones. “Un juzgado de Manresa lo decidirá”, ha afirmado el conseller.

Asimismo, ha respondido a las críticas sobre el cuerpo de Mossos d’Esquadra y ha revindicado que los agentes dedican una de cada cuatro horas de formación a la deontología, los derechos humanos y los derechos fundamentales. “Desgraciadamente, en la sociedad tenemos personas que no se ajustan a lo que debería ser y por eso se tienen que depurar responsabilidades. Cuando sepamos los autores, no habrá ni una brizna de complicidad”, ha asegurado.

“No puedo actuar sobre un hecho que desconozco”, ha insistido Buch, quien ha reconocido que el departamento tenía la denuncia, como llegan otras muchas. Pero la víctima de las agresiones racistas también interpuso una denuncia en un juzgado de Manresa, que se encuentra en plena investigación, por lo que ni la conselleria ni los Mossos d’Esquadra tienen información al respecto.

Este episodio ha desatado una nueva bronca en el propio Govern. Esquerra no dudó ayer en cargar contra el conseller de JxCat por tomar medidas “insuficientes" y reclamó cambios a nivel “estructural” dentro del cuerpo de Mossos d’Esquadra.