El TSJC fija el juicio a los miembros de la Mesa del Parlament entre el 21 y 24 de julio

Están acusados por un presunto delito de desobediencia y se enfrentan a un año y ocho meses de inhabilitación

Miquel Buch declara en el TSJC por el escolta de Puigdemont en Bélgica
El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, acudiendo a declarar ante el TSJC el pasado martes. Pau Venteo / Europa Press 16/06/2020Pau Venteo Europa Press

Tras dos aplazamientos, el juicio a los miembros de la Mesa del Parlament que permitieron tramitar iniciativas para facilitar el 1-O en 2017 se celebrará entre el 21 y el 24 de julio. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que ha informado hoy que se desarrollará en doble sesión –por la mañana a partir de las 10 horas y por la tarde a partir de las 16 horas–, juzgará finalmente a cuatro de los siete integrantes: Anna Simó (ERC), Ramona Barrufet, Lluís Corominas, Lluís Ginó (JxCat).

También a la exdiputada de la CUP, Mireia Boya. Joan Josep Nuet (ERC) finalmente no será juzgado por el TSJC al adquirir desde noviembre la condición de aforado –queda en manos del Tribunal Supremo–, mientras la expresidenta Carme Forcadell ya cumple condena.

Todos están acusados de un presunto delito de desobediencia al permitir la tramitación de iniciativas favorables a la secesión pese a las prohibiciones del Tribunal Constitucional. La Fiscalía pide un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros.

El juicio a los integrantes de la mesa se ha aplazado hasta en dos ocasiones. Estaba previsto inicialmente para celebrarse entre el 19 y el 22 de noviembre de 2019, pero se suspendió por cuestiones de agenda de dos abogados. Se fijó entre el 23 y 28 de abril, pero también se tuvo que postergar por la crisis del coronavirus.

Tras este juicio tendrá lugar la vista del recurso de Quim Torra contra su inhabilitación en el Tribunal Supremo, prevista para el 17 de septiembre, seis días después de la Diada. Ambas citas, por tanto, pueden despertar de nuevo al independentismo en la calle, que ha estado ahora más inactivo con la crisis sanitaria.