Cae una banda criminal que cultivaba marihuana en naves industriales

Los Mossos culminan una operación con 26 detenidos

Sucesos.- Cae un grupo criminal que cultivaba marihuana en naves industriales de Catalunya
Entrada en una nave industrial de Castellví de Rosanes (Barcelona) donde se cultivaba marihuana MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d’Esquadra han desarticulado un grupo criminal tras detener a un total de 26 personas --siete de las cuales han entrado a prisión provisional-- dedicadas al cultivo masivo de marihuana en 11 naves industriales distribuidas por toda Cataluña para su posterior distribución internacional, y han intervenido drogas por un valor superior al millón de euros.

La última fase del operativo ha permitido detener a nueve personas, que se suman a las 17 ya arrestadas desde que se inició la investigación en febrero: los 26 se consideran presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, ha informado la policía catalana en un comunicado.

En febrero, los Mossos localizaron una plantación de marihuana en una nave industrial de Castellví de Rosanes (Barcelona) y las indagaciones determinaron que detrás había una compleja red criminal que controlaba más plantaciones, y que los investigados habían alquilado varias naves y domicilios por toda Catalunya.

El grupo contaba con una estructura bien definida y con una clara distribución de tareas: los responsables disponían de varios grupos de personas encargadas de vigilar continuamente las naves, y algunas de ellas vivían en condiciones precarias en el interior.

Para hacer el envío de drogas fuera de Cataluña, usaban camiones de transporte de mercancías para disuadir los controles y los cierres de fronteras por el coronavirus, se movían siempre de noche, y cambiaban a menudo de vehículo y de vía de comunicación.

El 16 de junio se estableció un operativo policial que permitió detener a nueve miembros de la organización y realizar siete entradas y registros en cinco naves y dos domicilios de Vic, Castellví de Rosanes, El Masnou, Montcada i Reixac (Barcelona), Tarragona y Reus (Tarragona).

En sus diferentes fases, se han intervenido 225 quilos de marihuana preparada para su consumo, 5.600 plantas en estado avanzado de crecimiento, y mil esquejes de la droga: el total de las sustancias tienen un valor superior al millón de euros en el mercado ilícito catalán, mientras que la investigación sigue abierta y no se descartan más detenciones.