Mano dura de Albiol: Badalona pedirá que se expulse de España a un delincuente

El Ayuntamiento se persona por primera vez contra el autor de un robo y de herir de gravedad a una persona mayor y prepara un plan para combatir la inseguridad con un incremento de policías

Xavier García Albiol no va a ser contemplativo en Badalona en materia de seguridad. El alcalde del cuarto municipio más importante de Cataluña por población (220.000 habitantes) anunció desde el primer momento que volcaría esfuerzos en este ámbito en una ciudad que alberga zonas muy conflictivas y donde a menudo la delincuencia se ha convertido en un problema de primer orden. En este sentido y como prueba de las medidas drásticas que va a tomar, Albiol ha anunciado ya que el Ayuntamiento se personara por primera vez contra un delincuente y exigirá la máxima pena y su expulsión de España tras robar y herir de gravedad a una persona mayor en el barrio de Llefià.

El incidente, que se registró en la tarde de ayer, dejó a un hombre mayor ingresado en estado grave. El señor, al defenderse del ladrón -un joven mayor de edad y de origen magrebí, según fuentes de la investigación-, se golpeó la cabeza. El sospechoso quedó retenido por los vecinos a la espera de que llegaran los Mossos d’Esquadra y le detuvieran.

“Lo de ayer no es un hecho aislado, lamentablemente”, explica Albiol a este diario. “La desatención en algunas zonas de Badalona durante los últimos cinco años han convertido la delincuencia en un problema serio de convivencia”, añade el alcalde de Badalona.

El alcalde de Badalona y dirigente del PP se acercó hasta la zona de los hechos para lanzar un mensaje de tranquilidad a los vecinos. Allí, rodeado y apoyado por una gran cantidad de vecinos, Albiol prometió un nuevo modelo policial para combatir la inseguridad en una ciudad en la que, desde que no gobierna -desde mediados de 2015-, las infracciones penales han aumentado. Entre las principales medidas que contempla están la recuperación de la unidad antidisturbios -Omega- para “actuar rápidamente en las zonas más calientes por la noche”, que la exalcaldesa de la CUP (Dolors Sabater) suprimió, o reforzar la presencia policial con los guardias de barrio que patrullan las calles a pie.

“En los últimos cinco años, tanto la CUP como el PSC se han dedicado a desmantelar el modelo policial que teníamos y había dado muy buenos resultados”, indica Albiol. En este sentido, además de rehabilitar la unidad antidisturbios y los guardias de barrio, también tiene previsto recuperar efectivos: ahora, según explica, hay 70 agentes menos que en 2015. Para revertir ese recorte de plantilla, ha anunciado que en julio se incorporarán 50 y el gobierno municipal tratará de que muchos de los agentes que se encuentran realizando ahora labores administrativas, regresen a la calle.

Para ello, también se está tramitando ya la compra de material porque, según lamenta Albiol, ha desaparecido o está deteriorado y ha quedado inservible.

Precisamente, la unidad antidisturbios se hace muy necesaria en determinadas circunstancias, como hace poco más de un mes, cuando en el barrio de La Salud se registró una batalla campal que se saldó con dos detenidos y tres agentes de la Guardia Urbana heridos. Meses antes, a finales de octubre, también cabe recordar otra multitudinaria pelea entre bandas pakistaníes que se saldó con un muerto.

De esta manera, Albiol empieza a desplegar sus medidas, un mes después de que regresara a la alcaldía de Badalona tras cinco años en la oposición pese a vencer de manera holgada en las elecciones. Dispone de 11 concejales, está a tres de la mayoría absoluta.