La verbena de San Juan transcurre en Barcelona sin grandes incidentes

Batlle se congratula por una fiesta "modélica" y por el "comportamiento ejemplar" de los ciudadanos

Reabren la Barceloneta
Trabajadores municipales retiran las vallas con las que se han cerrado los accesos a la playa de la Barceloneta que ha permanecido cerrada toda la noche para evitar concentraciones con motivo de la verbena. EFE/Toni AlbirToni AlbirEFE

El teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, ha asegurado que, a su juicio, la verbena de San Juan ha sido “absolutamente modélica”. Ha añadido que se ha dado un comportamiento ejemplar por parte de la ciudadanía: “Habíamos llamado a la responsabilidad y a una celebración familiar de la fiesta, y se ha cumplido plenamente”.

“Se han visto los incidentes típicos, ni tan solo de una verbena, sino de un fin de semana animado”, y ha dicho que no ha habido acontecimientos remarcables. No obstante, ha recordado que se han dado problemas con pequeños incendios y hogueras, además de algunas peleas en la vía pública, pero “nada importante”.

Batlle ha celebrado que no ha habido ningún accidente de tráfico, y ha valorado que, como se ha respetado el cierre de las playas de la ciudad, estas han abierto media hora antes de lo que estaba previsto, a las 9.30 horas.

En cuanto al dispositivos, se han movilizado 503 agentes de la Guardia Urbana y 39 mandos, unos 180 de los Mossos d'Esquadra, 129 bomberos y 115 equipos de limpieza con 281 operarios: "Ha sido una dotación muy dimensionada".

Se han contabilizado un 40% menos de incidentes en toda la ciudad en comparación con las verbenas de San Juan anteriores, pero ha opinado que eso ha sido porque “este era un año con unas condiciones extraordinarias”. Unos datos muy parecidos a los de Cataluña en general.

El responsable de seguridad del Consistorio ha celebrado la “magnífica colaboración” de la Guardia Urbana, los Mossos, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y los Bomberos de Barcelona, y también ha agradecido el trabajo de los servicios de ecología urbana, de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) y de limpieza.

Por su parte, el jefe de la Guardia Urbana, Pedro Velázquez, ha confirmado, en la misma línea, que se ha tratado de una noche muy tranquila: “Hemos visto algunas concentraciones típicas pero mucho menores que en otras ocasiones”. En relación a los tests de alcoholemia, ha informado de que se han hecho un total de 379, de las 29 han sido positivas y tres de ellas “de carácter penal”.

"Consideramos que es un índice que denota una gran responsabilidad por parte de la ciudadanía", y ha explicado que, aunque la cifra total de pruebas positivas es mayor que en otros años, es porque se han podido realizar más controles.

El director de los Bomberos de Barcelona, Sebastià Massagué, ha indicado que se han centrado en fuegos en contenedores, control de hogueras y algún incidente en viviendas.

"El nombre de servicios, 106 en total, ha sido aproximadamente más la mitad del año pasado", y ha dicho que ha sido una verbena muy tranquila para ellos.

La jefe de turno del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en Barcelona, Eva Muñoz, ha comunicado que han visto “una disminución de más del 20% a nivel asistencial”, y unos 30 afectados leves.