Queman un muñeco de la policía en plena verbena de San Juan en Barcelona

La protesta contra la "violencia policial" tuvo lugar en el popular barrio del Raval

La verbena de San Juan más tranquila que se recuerda en años, también tuvo sus momentos de catarsis grupal. Uno de ellos tuvo lugar en la plaza Gardunya del barrio del Raval. Al grito de “fuera policía”, un grupo de jóvenes decidió quemar un muñeco vestido de agente para protestar contra la “represión”.

Esta verbena ha sido atípica por muchas razones, una de ellas el la ausencia de turistas. Así, en lugar de grandes aglomeraciones en lugares destacados, los barceloneses han optado por un San Juan de pequeño formato en plazas y placitas con los vecinos. La plaza de la Gardunya fue uno de los lugares escogidos en la que, además de un grupo de jóvenes, acudieron familias con hijos. La alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, sin embargo, prefirió pasar las verbena fuera de la ciudad pese a tratarse de una fecha tan señalada para el orden público.

Esta suerte de acción reivindicativa en el Raval se saldó con un muñeco carbonizado y gritos de “fuera policía de nuestros barrios” o “basta de violencia policial”.