Marta Pascal aspira a liderar el PNC y presenta batalla a Puigdemont

Se postula para liderar la nueva formación con un equipo integrado por exaltos cargos postconvergentes

La excoordinadora general del PDeCAT,Marta Pascal.
La excoordinadora general del PDeCAT,Marta Pascal.

Marta Pascal confirmó anoche lo que era un secreto a voces desde que rompió el carné del PDeCAT: aspira a liderar el nuevo Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), una suerte de PNV catalán que aúna al soberanismo moderado para plantar batalla a la vía unilateral de Carles Puigdemont y su entorno. La excoordinadora postconvergente ha publicado su candidatura para liderar la nueva formación que celebra su congreso constituyente este mismo sábado.

A través de las redes sociales, la exdiputada y exsenadora ha confirmado que da un paso al frente para ser la secretaria general de una dirección de 17 miembros que deberán votar los militantes de forma telemática en el congreso del próximo sábado. Se espera que sea la única lista, por lo que su elección parece cuestión de tiempo.

Pascal, además, se ha rodeado de destacados exdirigentes de Convergència en el ámbito municipal, uno de los puntos fuertes de los postconvergentes con Pujol y Mas. Acompañan a la dirigente, entre otras personas, el exalcalde de Vielha (Lleida) y exdiputado de CDC Àlex Moga, como secretario de organización, y el abogado Oriol Puig como portavoz, que ya ejerce actualmente de forma interina. También están el exprimer edil de Matadepera, Jordi Gregori, o Mercè Dalmau (exalcaldesa de Cambrils), entre otros nombres asociados a la extinta CDC y al PDeCAT.

Al frente del PNC, Pascal ha asegurado que quiere articular “un proyecto para construir la Cataluña del futuro, un país para todo el mundo y que no excluya a nadie”. La base ideológica de su proyecto está recogida en el manifiesto que recientemente enviaron a sus militantes, en el que se presentan como alternativa con un “soberanismo pragmático” que quiere abarcar desde el centroizquierda al centroderecha, y que quiere apostar por el diálogo y el acuerdo para resolver el conflicto catalán, por mejorar el autogobierno catalán y fortalecer las instituciones.

Aunque ven la independencia como una opción legítima, creen que se debe ejercer a través de mecanismos legales y acordados: “Escocia es el camino a seguir”, exponen sobre la posibilidad de alcanzar un referéndum pactado. El PNC, además, ha estrenado nueva imagen y logo esta semana antes del cónclave de mañana en Girona.

Esta misma semana, dos exdiputados de CDC, que posteriormente se refundó en el PDeCAT, Carles Campuzano y Jordi Xuclà, se han sumado a la decisión de Pascal de romper el carné del partido que preside David Bonvehí al estar alineados con el planteamiento y los objetivos del PNC. Presentarse o no a las elecciones anticipadas en Cataluña -precisamente cuando Puigdemont y Torra decidan convocarlas- se antoja su primera gran decisión como partido.