Torra elude la autocrítica y carga contra la gestión del coronavirus del Gobierno

"Nos hacía falta un Estado propio", ha asegurado el president en el Parlament, en alusión a que la Generalitat habría afrontado la pandemia de otra manera

Sin autocrítica y con reproches al Gobierno. Así ha sido la comparecencia de más de una hora de hoy del presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament para dar cuenta sobre la gestión de la crisis del coronavirus. Torra ha cargado contra Pedro Sánchez y ha asegurado que a Cataluña le hacía falta un “Estado propio” para afrontar la pandemia. “Otra gestión del estado de alarma era posible. El Govern ha propuesto siempre un plan alternativo y su prioridad máxima ha sido siempre salvar vidas”, ha asegurado.

“Nos quisieron residualizar, nos quisieron aplicar otro 155, pero se encontraron a un Govern que hizo en todo momento lo que creía que tenía que hacer, tuviéramos o no las competencias”, ha afirmado. “Nos hacía falta un Estado que fuera por delante, no a remolque. Nos hacía falta un estado que fuera ejecutivo, no que ejecutara nuestras competencias. En resumen, nos hacía y nos hace falta un Estado propio”, ha agregado el president.

Torra, que ha criticado el estado de alarma porque ha considerado que el Gobierno centralizó las competencias, ha reivindicado que la Generalitat tuvo que aportar más del 80 por ciento del material sanitario cuando tenía que “haber sido proveído por el Estado”. “En los momentos más difíciles, de auténtica oscuridad”, ha asegurado. “Fue una de las peores decisiones. Creo que la cifra es bastante contundente para darse cuenta del error que se cometió”, ha dicho el president, quien también ha cargado contra la presencia de militares en las ruedas de prensa. También ha reprochado falta de transparencia al Gobierno con los datos.

“Hemos explicado todos los datos. El Estado tiene el deber pendiente de explicar los suyos. Los ciudadanos tienen derecho a saber qué ha ocurrido en hospitales, residencias y casas particulares”, ha asegurado el president, que ha trazado también una cronología sobre cómo ha evolucionado la pandemia y las decisiones y planteamientos del Govern. Entre estos, ha destacado que haya reivindicado como decisión “responsable” que se suspendiera el Mobile World Congress a principios de febrero cuando, precisamente, él rechazaba de plano que se cancelara y lo atribuyó a la “pandemia del miedo”.

Torra, que ha reivindicado que el Govern ha actuado en cada instante con “toda responsabilidad, rigor y anticipación”, ha asegurado que no se puede estar “contento ni satisfecho” ante un “drama humano”. “Si hay algún gobierno que salga a ponerse medalla y vanagloriarse del trabajo hecho, desconfiad automáticamente”, ha afirmado. “Ni contento, ni satisfecho. Y, todavía menos, complacido”, ha añadido.

El balance de fallecidos en Cataluña por la crisis del coronavirus es de 12.576 personas. Se han registrado 71.799 contagios y, actualmente, quedan 52 pacientes ingresados de gravedad.