La Generalitat confina desde hoy la comarca del Segrià tras ocho rebrotes

Quedan prohibidas las reuniones privadas y públicas de más de diez personas. El alcalde de Lérida apoya la decisión de confinar el Segrià

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha confirmado una medida que era previsible desde que se conoció que el número de contagios en Lérida se ha duplicado en apenas una semana. La comarca del Segrià, cuya capital es Lérida, queda confinada perimetralmente, lo que significa que nadie puede entrar o asalir de la zona, que estará vigilada por los Mossos d’Esquadra. Es lo mismo que ocurrió con la Conca de l'Òdena a principios de la pandemia.

Torra lo ha anunciado tras la reunión de emergencia del Procicat, con la compañía del vicepresidente, Pere Aragonès, la portavoz, Meritxell Budó, el conseller de Interior, Miquel Buch y la consellera de Salud, Alba Vergés. Pocas horas más tarde, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) confirmó en un auto que ratifica todas las medidas cautelares adoptadas por la Generalitat, durante quince días prorrogables.

Comarca confinada de Segriá
Comarca confinada de SegriáAntonio Cruz

Para la decisión, han sido básicos los ocho rebrotes en Lérida. La incidencia de casos en la zona se ha doblado en una semana. Se ha pasado de 167 casos detectado a más de 400 y en paralelo han aumentado las hospitalizaciones. En total, más de 4.000 positivos desde el inicio de la pandemia.

“El Govern tiene como prioridad la vida y la salud de las personas, y tomará todas las decisiones y medidas necesarias”, ha declarado Torra, y ha añadido que “es una decisión difícil, pero envío un mensaje de serenidad y apoyo a los vecinos”. De la misma manera que Buch y Vergés posteriormente, ha insistido en cumplir con las tres normas básicas para evitar los contagios, ya que “no nos podemos relajar ni un segundo”.

Buch ha explicado que durante el confinamiento sólo se podrá entrar y salir de la comarca por motivos de urgencia o laborales, pese a que hasta el lunes 7 de julio será muy difícil obtener los certificados de las empresas. El conseller ha añadido que tanto los Mossos como las policías locales multarán a los ciudadanos que vulneren las normas del confinamiento.

Ha detallado que hasta las 16 horas se permitirá la entrada de la gente que tenga “su residencia habitual” en el interior de la comarca y la salida de quien viva fuera. A partir de esa hora ya se puede cruzar en coche por el Segrià “si el origen y el destino no están dentro” de la comarca, y sólo se permitirá llegar por tren si es por razones laborales.

“Si alguien viene de fuera para trabajar, ningún problema. Pero ir a pasar el día o de vacaciones no se podrá”, y a partir del martes será necesario un certificado de autorresponsabilidad y un certificado del puesto de trabajo.

Por su parte, Vergés ha admitido que el viernes dijo que no habría confinamiento “de momento”, y que la situación ha cambiado en apenas unas horas. Ha anunciado que quedan prohibidas las reuniones de más de 10 personas, tanto en privado como en público. También ha señalado que no habrá visitas de los parientes a las personas mayores que estén ingresadas en residencias. Estos centros quedan cerrados al público de momento. Se establecerán grupos estables en las residencias, pero se adoptarán medidas para que no se corte la comunicación con los familiares.

“No se nos escapa que los brotes tienen un fuerte componente social”, por lo que ha llamado a la ciudadanía del Segrià actuar con la solidaridad que se mostró durante la peor etapa del virus.

La consellera también ha recordado la importancia de respetar las tres normas básicas de higiene, que son mantener la distancia social, llevar mascarilla y lavarse las manos: “La mejor manera de parar los rebrotes es con estas medidas. Son las básicas, las importantes, las insustituibles”.

En cuanto a las explotaciones agrícolas, ha recomendado "un buen control de las medidas higiénicas, de los utensilios que se usan en estos ámbitos", y que se diga a los trabajadores que limiten su actividad social a la que sea imprescindible.

Las pruebas de Selectividad se mantienen como estaban planeadas porque “se aplicarán absolutamente todas las medidas recomendadas” de higiene, aunque ha planteado que quien no resida en el Segrià pero estudie ahí haga los exámenes en otro lugar.

El servicio de transporte público mantendrá sus servicios durante el confinamiento perimetral. Se continuará prestando con normalidad para garantizar la movilidad por motivos laborales y para poder ejercer servicios tanto esenciales como comerciales, empresariales y económicos.

Por carretera funcionarán en su horario habitual los autobuses urbanos e interurbanos, así como los servicios ferroviarios de Cercanías, y Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) --excepto el servicio turístico del Tren dels Llacs--, y también estarán disponibles el TGV larga distancia y los Avant a Lleida. La Generalitat ha avisado de que si es necesario, se adaptará la oferta a la situación de confinamiento y a la cantidad de demanda generada.

Por su parte, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha ofrecido “cooperación y colaboración con las autoridades catalanas”. “Hace falta responsabilidad por parte de la ciudadanía. Si nos protegemos nosotros protegemos a quien nos rodea”, ha añadido en un tuit.

El número de ingresados por coronavirus este viernes en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova es de 21 en planta y 6 en la UCI, mientras que el 22 de junio había 6 en planta y 4 en UCI, lo que demuestra la “tendencia creciente” en la comarca.

El alcalde de Lérida apoya la decisión de confinar el Segrià

El alcalde de Lérida, Miquel Pueyo, ha defendido que el confinamiento de la comarca del Segrià anunciada este sábado por el Govern permitirá proteger a la ciudadanía frente al coronavirus: "Estamos comprometidos con la decisión de la Generalitat".

"Os pido tolerancia y solidaridad. El virus no se ha marchado, ya lo dijimos. Ahora tenemos que hacer un esfuerzo especial para doblegar esta curva de contagios", ha dicho este sábado por la tarde en rueda de prensa tras una reunión telemática de la Junta de Portavoces del Ayuntamiento.

Ha lamentado que familias y hosteleros hayan tenido que aplazar los planes que retomaron después del primer confinamiento: “Lo primero que hemos percibido con intensidad es esta sensación de tristeza, de pasos hacia atrás”.