La consejera de Cultura de la Generalitat: “En el Parlament se habla demasiado castellano”

Mariàngela Vilallonga sigue con la polémica tras cargar contra la serie bilingüe "Drama" y criticar el uso del español en TV3

Sigue la polémica en torno al castellano de la mano de la titular de Cultura de la Generalitat, Mariàngela Vilallonga (JxCat). Después de criticar la semana pasada que en TV3 veía demasiado español a cuenta de la emisión de la serie bilingüe “Drama”, hoy ha vuelto a la carga y ha asegurado que en el Parlament también se habla “demasiado castellano” tras una pregunta de Ciudadanos sobre este tema en el pleno de hoy.

“Sí que encuentro que en esta cámara se habla demasiado castellano. Claro que sí, porque la lengua propia de Cataluña es el catalán, el occitano y el aranés”, ha defendido Vilallonga en la sesión de control en respuesta a una intervención de la diputada del partido naranja, Sonia Sierra, sobre el uso de las lenguas cooficiales.

En este sentido, la consejera de Cultura del Ejecutivo de Torra ha echado mano de la ley de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) -el ente público que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio- para subrayar que se aprobó en el Parlament, que recoge que “el servicio público de la comunicación audiovisual de la Generalitat consiste en difundir y promocionar la lengua catalana y ofrecer un entretenimiento de calidad” y fija el catalán como lengua del organismo. “La lengua propia de Cataluña es el catalán”, ha enfatizado Vilallonga para acabar recordando que este concepto sale reflejado en el Estatut.

En su intervención, la diputada de Cs, Sonia Sierra, ha lamentado que TV3 esté al servicio de los “separatistas” en vez de al de todos los catalanes y le ha recordado que la lengua materna de la mayoría de los ciudadanos catalanes es el castellano. “Los nacionalistas no se esconden. Dicen que la escuela, la calle y TV3 serán siempre suyas. Cs nació para que sean de todos. Como las lenguas. El catalán, el aranés y el castellano, que también son de todos”, ha zanjado.