Vuelve el turismo de borrachera a Magaluf: un detenido y varios altercados

La Policía tuvo que intervenir ante un grupo de británicos sin mascarilla ni distancia social

Como cualquier otro verano, la presencia de turistas ingleses ya se deja notar en las Islas Baleares. El jueves protagonizaron a primera noche de desfase y altercados. Y, como de costumbre, con Magaluf y Punta Blanca como epicentro del turismo de borrachera. Un vídeo, recogido por el periódico Última Hora mostraba a decenas de turistas británicos bebiendo, saltando sobre coches, provocando destrozos el jueves pasado. Y todo ello sin guardar ni las distancias de seguridad ni llevar mascarilla, pese a la obligación por la pandemia del coronavirus.

Anoche, la escena se volvió a repetir en la Platja de Palma y Punta Ballena, también con detenidos y numerosos altercados. Según informa Última Hora, en la calle de la Cerveza, en la Platja de Palma, se congregó tal número de turistas alemanes que era imposible guardar la distancia de seguridad. Ninguno de ellos llevaba la mascarilla, ni en la calle ni dentro de los locales donde se encontraban congregados.

El viernes por la noche, le tocó el turno a la playa de Palma. Aunque no hubieron altercados, la calle Miquel Pellisa estaba bastante concurrida, sin distancia de seguridad entre turistas y ausencia de elementos de protección como mascarillas.

Estos primeros altercados llegan justo antes de que en las Islas Baleares se imponga a partir de mañana el uso obligatorio de mascarillas, salvo excepciones. El incumplimiento de la norma podrá acarrear multas de 100 euros, la cuantía prevista en la legislación estatal. Según fuentes de la Conselleria de Salud, el Govern balear ultima la medida que regulará la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el archipiélago, con la intención de poderla aprobar este lunes y que sea de aplicación ese mismo día.